Saltando desde la velocidad, venció de punta a punta en el Santa María Stakes (G2), sobre 1700 metros

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- Fin de semana inolvidable por aquí para el jockey Abel Cedillo y para Gary y Mary West, dos de los propietarios más reconocidos del norte. El sábado hacían tándem con Laura’s Light (Constitution) para quedarse con el Honeymoon Stakes (G3), y 24 horas más tarde tuvieron un éxito aún más resonante juntos, ahora gracias a la elevada performance de Fighting Mad, gran ganadora del Santa María Stakes (G2-1700 m, arena, US$ 200.000 de bolsa), siempre en Santa Anita Park.

La hija de New Year’s Day y Smokey’s Love (Forestry) lideró de un extremo al otro para dar la sorpresa superando por 3 1/4 cuerpos a Hard Not to Love (Hard Spun), con la favorita Ce Ce (Elusive Quality) volando bien bajito para rematar tercera a otros 2 1/4 largos, todo tras 1m42s12/100.

Muy interesante fue el salto que dio Fighting Mad desde la velocidad. Demoledora en los 1200 metros de Del Mar para llevarse el Torrey Pines Stakes (G3) en agosto, venía de reprisar hacía un par de semanas con un promisorio tercero de Bellafina (Quality Road) en el Desert Stormer Stakes (G3). Ahora, fue capaz de llevar ese sprint a la distancia, abriéndosele un abanico de posibilidades a futuro.

También criada por Gary y Mary West, Fighting Mad le dio una alegría a Bob Baffert, su entrenador, en una semana bien complicada para él, que se inició con el positivo de Charlatán (Speightstown) en el Arkansas Derby (G1) y que también incluyó la lesión de su otra gran esperanza: Nadal (Blame). 

Fighting Mad es hasta ahora la segunda mejor cría para el padrillo New Year’s Day, que tiene por estos días como figura estelar para su producción a Maximum Security, Campeón 3 Años Macho de 2019 en los Estados Unidos.