Se correrá este sábado el Gran Premio Hipódromo Chile y al día siguiente el Clásico Club Hípico Falabella, clasificatorio para el Breeders’ Cup Mile como parte del Challenge Series

Por Fernando Ojeda V.

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Así como la serie del República Argentina ilumina el cielo de la hípica argentina, de este lado de la Cordillera también se disfrutará un magnífico fin de semana, con actividad de G1 por duplicado, de la mano del Gran Premio Hipódromo Chile (G1-2200 m, arena) de este sábado en la Palma y del Clásico Club Hípico de Santiago – Falabella (G1-2000 m, césped), del domingo en Blanco Encalada y clasificatorio para el Breeders’ Cup Mile (G1) como parte del Challenge Series.

El Gran Premio Hipódromo Chile tiene una primerísima figura en el excelente Win Here, líder perenne de la división y que busca su segunda consagración en esta competencia, después de alzarse con la versión 2019 y de llegar segundo en la de 2020. Desde esa derrota, el hijo de Breathless Storm hilvanó cuatro victorias clásicas, la mayoría con facilidad, y siempre apelando a su gran atropellada.

Se cruza ahora con varios adversarios de temer, como el caso del G1 Jamón Serrano (Star Dabbler), con ganas de afianzarse en la distancia; del noble Savitar (Daddy Long Legs), que acaba de reencontrarse con el triunfo en el Clásico Municipal de Viña del Mar (G3); o de O’Connor (Boboman) y la potranca Le Da Vida (Gemologist), con ganas de dar el golpe. Y por supuesto que no puede pasarse por alto la figura de Lobelius (Seeking the Dia), último vencedor de Win Here y que va por el doblete, aunque se ha mostrado en un bajo nivel últimamente.

En el domingo del Club Hípico, en tanto, se confía en el notable momento de Keltoi (Shanghai Bobby) que batió a Don Fanucci (Mastercraftsman) en los clásicos Verano Arturo Cousiño L. (G2) y Otoño – Pedro García de la Huerta M. (G2).

Si bien viene de quedar atrás del candidato en aquellas pruebas, Toplucky (Lookin At Lucky) es el defensor del título y venderá cara su derrota, mientras que La Poetisa (Empire Maker) y Maxi Piccolino (Midshipman) llegan con todo el ímpetu de sus tres años.