El último G1 de la temporada en el Hipódromo Chile fue el telón de fondo para la coronación del hijo de Daddy Long Legs

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- La actividad hípica en suelo chileno, específicamente en el Hipódromo Chile, se ilusionaba con un nuevo campeón que vería su coronación en los 2200 metros del St Leger (G1), sin candidato a la Cuádruple Corona, dado que la pandemia Covid-19 postergó el novel evento hasta el 2021.

Ello no le restaba ni importancia, ni emoción a la gran carrera de la generación en el teatro palmeño, que veía en pista a First Constitution, el hijo de Constitution nacido en el Haras Don Alberto y defensor en la pista de la enseña del stud Xeneixe, que previo a la largada se mantenía invicto en tres salidas, dos de ellas de nivel condicional, y una la más destacada, una exhibición rentada en el clásico Gran Criterium Mauricio Serrano Palma en tiro de 1900 metros, donde se graduó de ganador de G1, al imponerse por ocho cuerpos al argentino Oriental Trigger (Cosmic Trigger). Con esa previa, el preparado por Carlos Urbina salió a la pista palmeña con un favoritismo impresionante, 1,2 por cada boleto a ganador, y con un Jorge González en su sillín dispuesto a abrochar un nuevo logro para su carrera.

Quince rivales, dos de ellos potrancas, aparecían en la lista que debería sortear el nieto de Kitten’s Joy, por el que en la semana previa se había rumoreado intentos de exportación, que se habrían descartado hasta nuevo aviso por el interés de sus dueños de seguir en ruta incluso hasta El Derby (G1) de la primera semana de febrero de 2021 en el Valparaíso Sporting.

Con un atraso natural, dada la envergadura del evento, salieron a la pista los animadores del St Leger, con premio al ganador de $ 70.000.000(US$ 100.000) y con la sensación distinta debido a la cuarentena que afecta el suelo chileno por la contingencia sanitaria que derivó en que la prueba se disputó sin público y con los equipos absolutamente necesarios para llevar a cabo el espectáculo turfístico.

Los outsider Te Quiero Feliz (Gemologist) y El Egipcio (Boboman) junto a Vamos Pipe (Constitution) mostraron sus colores al frente, mientras el favorito salía de inmediato a marcar presencia en la cuarta plaza. Tras el aparecían Gold Spirit (Omayad), Caso Cerrado (Daddy Long Legs), Jamón Serrano (Star Dabbler) y Le Da Vida (Gemologist). De los protagonistas finales, Oriental Trigger (Cosmic Trigger), alternaba en la retaguardia del pleito.

De la zona de los 1200 metros finales a la curva de los 900 comenzaron una serie de hechos que pueden ser considerados claves en la definición de la prueba, pues Gold Spirit remató la carrera; mientras First Constitution abría a Le Da La Vida, molestia que le significaría posteriormente perder la segunda plaza en una decisión tan histórica como cuestionable.

Con los outsider fuera de la definición en la recta, la abanderada del Sumaya no tuvo el punch de sus logros clásicos y se bajó rápidamente de la disputa por la gloria, asumiendo que los cambios de fustas sobre su silla, pese a su calidad, le terminaron jugando en contra.

Ahí parecía que el elegido de “casi todos” se iba en demanda de la meta, pero no tuvo la fuerza habitual y se entrampó nuevamente con Le Da Vida, mientras por el lado interior irrumpía Caso Cerrado, titular de tres victorias, dos de ellas clásicas, y un sexto en su restante presencia en la pista, con el aval de la dupla de Carlos Urbina y Rafael Cisternas, el histórico jockey de Paloma Infiel (Auguri), que reverdeció sus cartas con una actuación brillante en el abanderado del Haras Curiche que lució la enseña del Tío Chico.

El favorito fue segundo, perdiendo dicha plaza por secretaría ante su compañera en la ruta que le valió la pérdida del invicto, mientras que la tabla la completaba Oriental Trigger en tardía aparición.

Un crono de 2m20s11/100 para los 2200 metros empleó el nieto de Powerscourt, mientras los parciales de la prueba fueron 21s52/100 para los 400; 47s3/100 para los 800; 1m12s43/100 para los 1200; 1m38s36/100 la milla y 2m4s96/100 los 2000 metros.

El Derby, el último Grupo 1 de la generación del COVID-19 será el telón de fondo para la revancha de los protagonistas del último gran clásico de 2020 en el Hipódromo Chile, donde se unirán a Breakpoint (Constitution), el líder invicto de la generación del  Club Hípico de Santiago.

Párrafo final para el equipo de Carlos Urbina, quien junto a su hijo Cristián, veterinario y trainer también se han transformado en una de las grandes duplas de la materia en el último tiempo, con campeones en los distintos escenarios del suelo chileno.

La fiesta hípica en el Hipódromo Chile contó con un total de 21 competencias que dejaron en apuestas $ 1.016.000.000(US$ 1.400.000). La prueba central jugó 69.000.000 (US$ 90.000).

Fernando Ojeda V.