Hijo de Quality Road, ganador en su debut en los Estados Unidos y de notable pedigree, es una fuerte incorporación para la provincia

EDUARDO CASTEX, La Pampa.- Tras el éxito que disfrutó en 2023 con la primera generación de su padrillo Seize (War Front), el Haras Alborada vuelve a apostar por incorporar un caballo estadounidense con la llegada del linajudo First Defender, que ya está en las instalaciones de la cabaña, según contó el periodista Carlos Richard, de Contácto Hípico.

Se trata del segundo hijo del fenomenal Quality Road en desembarcar en nuestro medio, después de la llegada de Dr. Post a La Pasión la última temporada, adquirido por el Haras La Nora. 

Reservado del Three Chimneys Farm y bajo la preparación de Steven Asmussen, el zaino realizó una muy breve campaña de 4 actuaciones, con debut victorioso sobre 1200 metros en la arena de Fair Grounds, de punta a punta, por 4 1/2 cuerpos y en 1m10s88/100.

Tras sumar dos arrimes en sendos allowances sobre esa misma pista, First Defender estuvo inactivo por más de 7 meses, regresando al ruendo en un allowance de Keeneland, pero quedó lejos, se lesionó y fue retirado definitivamente de las pistas.

Quality Road, por Elusive Quality, es uno de los mejores padrillos de la actualidad en los Estados Unidos, habiendo dado ya 15 ganadores de G1 y 3 campeones como Corniche, Abel Tasman y Caledonia Road, aportando muchísima velocidad a sus crías. Este año, por ejemplo, se luce con National Treasure, que se impuso en la Pegasus World Cup (G1) de Gulfstream Park.

La genética materna de First Defender es un lujo. Love and Pride (A.P. Indy), su madre, ganó el Personal Ensign Handicap (G1) y el Zenyatta Stakes (G1), y también produjo a Bella Runner (Gun Runner) vencedora en el Zia Park Oaks (L), y a Princesinha Julia (Pioneerof the Nile) que se impuso en el Trapeze Stakes.

La abuela del nuevo padrillo de Alborada es Ile de France, tercera en el Santa Anita Oaks (G1) y ni más ni menos que la hermana del crack Bernardini (A.P. Indy), Campeón 3 Años Macho en USA y titular del Preakness Stakes (G1), del Travers Stakes (G1) y de la Jockey Club Gold Cup (G1), ambos hijos de la enorme Cara Rafaela (Quiet American), que ganó el Hollywood Starlet Stakes (G1) y el Alcibiades Stakes (G2), además de terminar segunda en el Breeders’ Cup Juvenile Fillies (G1) y de ser consagrada como Yegua Madre del Año.

Poder corredor, físico y pedigree son un cóctel por demás interesante como para que en el Haras Alborada sobren las expectativas en First Defender.