Tras su accidente del último lunes, la jockey presenta algunas mejorías; ya se le suspendió la sedación, pero habrá que ir paso a paso

En horas del mediodía del miércoles, el Hipódromo Argentino de Palermo dio a conocer un nuevo parte médico sobre la salud de la jockey Florencia Giménez, que rodara en la novena carrera del lunes último allí, sufriendo lesiones de gravedad.

La mendocina de 26 años “continúa en terapia intensiva bajo efecto residual de psedoanalgesia (se le suspendió la sedación desde ayer) en evaluación neurológica a la espera de reacciones. Presenta catéter para medición de presión intracraneal, la cual está estable y de seguir así se le retirará prontamente. Luego de que se le retire, está planeado realización de una resonancia magnética nuclear cerebral para completar evaluación de daño. Continúa con requerimiento de asistencia respiratoria mecánica. Y en cuanto a las fracturas vertebrales y costales no requieren, por el momento, intervención quirúrgica”, según indica la misiva que lleva la firma del Dr. Luis Javier Quinteros, parte del Servicio Médico de Actividad Hípica en el centro.

Giménez está internada en la Clínica Bazterrica, y acompañada de sus padres, que viajaron especialmente desde Mendoza pocas horas después del accidente para acompañarla en tan duro momento. Si bien se indica que el pronóstico neurológico es aún reservado, las noticias son alentadoras, mucho más después del panorama negro que se comentó en las primeras horas. Con corazón, Florencia Giménez seguramente saldrá adelante de tan duro trance.