El potrillo y la yegua alcanzaron notables triunfos en la tarde de lunes porteña bajando el 1m20s para los 1400 metros de arena

Los lunes son un día de saldo positivo para el Hipódromo de Palermo, que, esta vez, completó un fin de semana de altísimo poder económico pues, sumadas las dos reuniones realizadas se apostó por 800 millones de pesos, por supuesto, cifra potenciada mayormente por la gran jornada que se vivió el sábado último.

En la pista, la fecha que abrió la nueva semana hípica tuvo un nombre destacado con el 3 años Flying to the Sky (Señor Candy y Ella Baila, por Orpen), que volvió a reunir para la foto al Stud Friends, al entrenador Nicolás Martín Ferro y al jockey Francisco Leandro, como el domingo con Maggie Go (Winning Prize) en el Clásico Eliseo Ramírez (G2) de San Isidro.

Volviendo a la arena tras algunos arrimes en el césped, el alazán no tuvo mayores problemas en dominar al promediar el derecho y vencer por 4 cuerpos a Remax (Equal Stripes), defendiendo su condición de favorito y estableciendo una excelente marca de 1m19s55/100.

Criado por el Haras de La Pomme, fue la segunda victoria en 13 salidas para Flying to the Sky, que si es capaz de mantener el nivel mostrado no tardará en acercar más buenas noticias…

Otro turno interesante se dio en la apertura, con el Premio Misty Spring enfrentando yeguas de 4 años ganadoras de 2 ó 3 carreras sobre 1400 metros. Allí, respondiendo a su previo segundo de la clásica Ingres (Galicado) en San Isidro, Stand by Love (Fortify y Standing Ovation, por War Front, Haras Santa Inés) (foto) despatarró a las 5 rivales que le salieron al cruce imponiéndose por 6 cuerpos sobre Hello Candy (Señor Candy) y como gran favorita.

Preparada por Roberto Pellegatta, con William Pereyra en sus riendas y defendiendo la chaquetilla del Stud Merlin, Stand by Love festejó por cuarta vez en 9 participaciones en un tiempo similar al del potrillo: 1m19s68/100, en una cancha más que voladora.

También fue para destacar la victoria que logró Sofía Dancer (Hurricane Cat y Martina Dancer, por Candy Stripes) en la milla del Premio Expressive Smart, para yeguas de 5 años con 2 ó 3 festejos. La reservada de La Sortija ejerció un amplia superioridad para doblegar por 4 cuerpos a Latent (Endorsement) en 1m34s9/100, también con William Pereyra up pero presentada por Mauro Martucci para Edgardo, que pena una sanción.