Al término de noviembre, el padrillo de Vacación le sacó una buena ventaja a Il Campione, que defiende el título

Terminó noviembre, queda sólo un mes de actividad por delante y Fortify (Distorted Humor) se afirma cada vez más al tope de la estadística de criadores, buscando quedar al tope por primera vez. El caballo que trabaja de tiempo completo en el Haras Vacación apoya su dominio en la calidad de los triunfos conseguidos por sus hijos, dato que le viene permitiendo establecer diferencias amplias.

Al 30/11, el zaino suma ganancias por 350.154.969 pesos, mientras que Il Campione (Scat Daddy), su escolta y defensor del título, cerró su cuenta a esa fecha en $ 318.723.566. Está más que claro que la ventaja del líder no es definitiva, sobre todo, restando resolverse el mitín del Gran Premio Dardo Rocha (G1) y el mitín del Gran Premio Carlos Pellegrini, donde habrá más de 200 millones de pesos en premios en juego, pero llegar hasta aquí con aquél margen resulta importante.

Un dato llamativo que surge observando las estadísticas es que, a pesar de tener 4 generaciones corriendo, contra 7 de su adversario, Il Campione ya tuvo 185 hijos en los partidores este calendario, contra 167 de Fortify.

Por sumas ganadas, Angiolo marcha en la tercera colocación con $ 198.469.498 (siendo el reproductor con más crías que corrieron: 200), delante de Cosmic Trigger (Lizard Island) y Hurricane Cat (Storm Cat). Los dos primeros nacieron en Argentina, fuente de 4 integrantes del Top Ten, pues a esos nombres habrá que sumar los de Le Blues (Roman Ruler) y Qué Vida Buena (Bernstein), ubicados en sexto y décimo lugar, respectivamente.

Cuando el orden se establece por carreras ganadas, se invierten las dos primeras posiciones, pues Il Campione ya disfrutó de 166 victorias contra 140 alcanzadas por Fortify, con Angiolo algo más atrás logrando 112 discos. El mismo escalonamiento se da cuando el corte se realiza por crías ganadoras, con 101, 85 y 78, respectivamente.

Entre los 10 primeros colocados en el ranking del Stud Book Argentino, el mejor porcentaje de hijos ganadores/hijos que corrieron lo tiene Qué Vida Buena, con el 55 por ciento, apenas por delante de Il Campione, que llega al 54,6.

Al pisar el terreno de los clásicos, es donde las diferencias en favor de Fortify se sustentan. Por triunfos de black-type lo del puntero es arrollador, llegando a 23, 6 por delante de Angiolo y con 10 de diferencia hasta Cosmic Trigger. Il Campione recién aparece empatando la cuarta colocación con Treasure Beach (Galileo).

Y en los G1 es todavía más evidente el rendiniento superior de Fortify, cuyos hijos ganaron 6 pruebas de esa categoría en lo que va de la temporada: Nanda Dea (Gran Premio San Isidro), Rammel (Gran Premio Montevideo), Pepe Joy (Gran Premio General San Martín), Menino do Río (Gran Premio 25 de Mayo), Subsanador (Gran Premio de las Américas – OSAF) y Joy Rosy (Gran Premio Jorge de Atucha).

El japonés Agnes Gold (Sunday Silence) tiene un 2023 impresionante con sus escasos hijos actuando en el país, logrando 4 triunfos de G1 con Doutor Sureño, Neverwalkalone y No Fear, el mismo número que lleva Hurricane Cat, en su caso, 3 gentileza de Miriñaque y el restante obtenido por Love the Races. Por su parte, los argentinos Cosmic Trigger y Le Blues comparten el cuarto lugar en el ordenamiento con 3 éxitos de G1 cada uno. Il Campione ganó únicamente el Gran Premio Enrique Acebal (G1), con Edict.

El ranking de padrillos del Stud Book Argentino se ofrece en las páginas siguientes.