El hijo de Key Deputy se quedó con el Handicap Laramie Trail, central de este lunes

Después de varios meses apagado, Fortino Key (57 kg.) volvió a encenderse, mostrando algo de aquél nivel que supo mostrar en sus tiempos de potrillo y que lo llevó a generar expectativas fuertes cuando todavía corría para El Alfalfar. Casi un año debió pasar para que el hijo de Key Deputy y For Me Cat (Easing Along) retornara al recinto de los vencedores, hecho que se dio en el Handicap Laramie Trail (1000 m, arena), la prueba más importante de un lunes flojito el Hipódromo Argentino de Palermo en cuanto a calidad, pero que dejó saldo positivo en las ventanillas, con una recaudación que superó los 12 millones de pesos.

Conducido por José da Silva, el pupilo de María Fernanda Alvarez y Walter Suárez sorprendió para prevalecer en un cierre bien ajustado y por pescuezo y hocico sobre Vive En Bahía (City Dweller, 58) y Equal Legítimo (Equal Stripes, 59), tras 55s61/100 y pagando suculentos 11,25 pesos.

Nunca vino demasiado lejos Fortino Key, que fue viajando desde los palos a la verja con el correr de los metros. Ya en mitad de recorrido aceleró a fondo y dominó desde los 100 metros a Equal Legítimo para sobre el final contener la aparición casi fantasmagórica de Vive En Bahía, que volaba arriba.

El handicap dejó varios nombres en deudas, como el caso del favorito Vaporetto Inc (Include, 57), que nunca fue de carrera para cerrar la marcha a 12 1/2 largos, totalmente desconocido. Mismo concepto corrió para Equal Blacks (Equal Stripes, 58), anteúltimo.

Actual defensor del Stud Siciliano y propio hermano del ganador de G1 Forza Key, Fortino Key había sido tercero en los clásicos Guillermo Kemmis (G3) y Santiago Luro (G3), para bajar la guardia en el Chevalier (G2). De allí en adelante su campaña vivió entre altibajos, sumando tres lauros condicionales y un segundo en el Handicap Comisario Juan Vucetich, entre Palermo y La Plata.

Las últimas 4 gestiones de Fortino Key lo habían visto llegar fuera de los puestos principales, hasta que este lunes encontró por fin el camino de regreso al disco. Con 4 años, y una campaña de 22 salidas con 1.241.756 pesos en premios, el zaino quizás haya tenido el punto de partida de un volver a vivir en los clásicos, aunque la tarea no le será para nada sencilla.

Fortino Key sorprendió a muchos en Palermo y retomó la senda ganadora. El gran desafío pasará ahora por mantener su nivel y seguir dando pelea, evitando esas “desapariciones” que fueron una constante en su trayectoria.