El joven profesional festejó a lo grande el triunfo de National Check (Safety Chek) en la undécima carrera del miércoles en San Isidro, donde le ganó a South Winner, a cargo de Gustavo…

La anécdota tiene varios años y sucedió en el Hipódromo de San Isidro. Franco Scarpello tendría 10 años y observaba junto a Gustavo, su padre, y algunos amigos una carrera desde la Tribuna Oficial. Había un crédito del stud en la cancha, candidato por cierto, pero que no terminaría siendo protagonista. Mientras el cuidador y los socios charlaban de la carrera, el “purrete” se dio vuelta y casi que gritó: “Papá, el jockye lo corrió como el oj…”. La carcajada de todos fue inmediata, pero marcaba ya desde entonces que el futuro de Franco estaría al lado de los caballos.

Primero trabajó algunas temporadas de servicio en el Haras El Caldén, la cabaña familiar en Santa Rosa, La Pampa, y luego se sumó al equipo de Gustavo en el Campo 2 de San Isidro, como uno de sus capataces y entrenadores asistentes, hasta que hace unas semanas consiguió la patente de entrenador en el Hipódromo de Palermo y por primera vez apareció en los programas.

Pues bien, después de debutar con un último puesto en Palermo con National Check, fue el mismo alazán el que le dio a Franco este miércoles en el San Isidro de la anécdota inicial su “foto debut”, esa que soñó por muchísimo tiempo; la primera de muchas, por cierto. Rehabilitándose ampliamente, el hijo de Safety Check pasó de largo en el final del Premio Agustín P. Justo (1600 m, arena), de categoría alternativa opcional, batiendo por 2 cuerpos a South Winner (South Kissing) en una marca de 1m37s12/100, con el detalle de que este último está a cargo de Gustavo, su padre. El aprendiz Luis Diego Brigas completó el binomio con “futuro” que rodeó la victoria del crédito del Stud-Haras Tradición.

La fecha en el Jockey Club tuvo otro turno para 3 años en la milla y dentro del plano de la categoría alternativa opcional, con potrancas midiéndose en el Premio Berlioz, donde Ductiva abandonó la última de las categorías en su tercer intendo. Aprovechando al máximo el descargo del aprendiz Rodrigo Bascuñán, y con la preparación de Hugo Pérez -fue presentado por Rubén Soto-, la hija de Galicado y Duncan Isa (Sunray Spirit) que crió el Haras Abolengo se adelantó por 2 1/2 cuerpos a la favorita Dark Feeling (In the Dark), tras 1m37s22/100. 

La jornada en San Isidro fue saludable desde lo económico, alcanzándose una recaudación de 53.716.790 pesos, con un promedio de apuestas por carrera de $ 4.13.137.