La hija de Cityscape mantuvo su invicto batiendo por medio pescuezo a Doña Austera, en un 1-2 de Carlos D. Etchechoury

El Clásico Federico de Alvear (G2-1800 m, césped) sirvió para proyectar un nuevo nombre entre las potrancas que actúan sobre el césped, dentro de un ranking que terminará de definirse cuando en un mes se corra el Gran Premio Enrique Acebal (G1-2000 m). En un final ajustado, y manteniendo su condición de invicta, Fullymoon superó con el mejor de los resultados el primer desafío gradual de su campaña batiendo por medio pescuezo a Doña Austera (Full Mast), que tuvo una reprise alentadora. Las dos, ahora, encararán el paso final del proceso selectivo norteño con posibilidades, aunque en un baile mucho más bravo con respecto al que les tocó en el Alvear.

Fue 1-2 para las potrancas preparadas por Carlos D. Etchechoury, que vinieron cerrando la marcha hasta la recta final, para tomar el protagonismo frente a las tribunas, después de que Liberty Belle (Put It Back) y Rihallah (Cityscape) se disputaran la delantera con parciales no del todo severos, pero sí firmes.

Fullymoon y Doña Austera cargaron por fuera, pero la primera le ganó en el envión a su adversaria, gracias a un Brian Enrique que estuvo atento. Dominó por los 300 la ganadora, y luego contuvo a su escolta, haciendo un cambio de mano justo a una cuadra del disco y que le permitió terminar de repeler el ataque, todo en una marca modesta de 1m49s68/100, aunque con la cancha extremadamente abierta.

Defensora de la caballeriza La Nora, y criada por Eugenio Pacelli de Oliveira Pires dos Santos en Wilgerbosdrift, la cabaña de intereses sudafricanos que maneja Alejandro García Romero en Sierra de los Padres, Fullymoon es una hija de Cityscape que respondió por completo a su genética.

Por línea baja, se trata de la cuarta cría de Kiss Royal (Val Royal), ya madre de otros 2 ganadores después de una campaña por demás entretenida, y desprendimiento de la formidable familia de Crescent (Rustom Pasha), base del histórico Comalal y que se desarrolló luego en tantos haras tras su liquidación.

Para Fullymoon fue un paso interesante que le permitió crecer y aspirar ahora a estar bien considerada de cara al Acebal, donde Doña Austera será otra protagonista, con seguridad.