Superó por un cuerpo a Macklin en la tradicional carrera; Grillo Mayor, Petals, Gritalo Gringo y Dark Sound, en los otros clásicos

Por Fernando Gabrielli / Foto José Maluf

MENDOZA, Mendoza (Especial para Turf Diario).- Furioso de Acero se convirtió en el nuevo Rey del turf local al imponerse en la edición 2024 del tradicional Clásico Vendimia, disputado el domingo en el Hipódromo de Mendoza.

La jornada contó con la presencia de las recientemente elegidas Reinas Nacionales de la Vendimia y autoridades provinciales. La concurrencia de público no fue del todo buena, pero la reunión transcurrió con total normalidad (punto a favor), reinaron el orden y las buenas victorias, dos indicios importantes para los tiempos que corren en el turf mendocino.

El gran fue el bueno de Furioso de Acero, hijo de Furious Key que hilvanó su cuarta victoria consecutiva aquí dándose el gusto de ganar una de las carreras de caballos más importantes del interior del país.

En la previa del Vendimia las mayores chances de llevarse los $ 2.200.000 de recompensa que se ofrecían estaban entre: Tweedy Sun (Il Campione), Macklin (Master of Hounds) y Furioso de Acero. Justamente este último había sido el mejor fondista del último semestre de 2023, luego de imponerse en varios clásicos relevantes.

La competencia se desarrolló con Tweedy Sun en la vanguardia desde el vamos, seguido de cerca por Stephen South (Southern Cat), mientras Furioso de Acero alternaba entre el sexto y el séptimo lugar, aunque nunca muy lejos de los punteros). 

Cuando pasaron el palo de los 1000 metros Tweedy Sun seguía firme en la vanguardia, mientras Stephen South no aflojaba y Macklin y Furioso de Acero comenzaban a arrimarse a la vanguardia, dentro de un tren de carrera que se hizo bastante lento. Cuando pisaron la recta final Tweedy Sun, Stephen South y Macklin se trenzaron en lucha y, al mismo tiempo, Furioso de Acero fue a buscar la carrera abierto y atropellando fuerte. Así dio caza de Macklin, para pasarlo de largo y encomendarse al disco de su mejor victoria.

Pero no sólo fue lo mejor de la campaña del caballo, también fue un gran día para Facundo Campos, el jockey que viene siendo uno de los profesionales de mayor crecimiento del turf mendocino de los últimos tiempos (comenzó a correr hace sólo 5 años), y que ahora se dio el gusto de ganar un clásico grande. 

Al término de la carrera el aprendiz comentó: “Es un día de mucha emoción. Ganar una carrera como esta, es la ilusión por la cual muchos chicos nos hacemos jockeys. Creo que desde que tengo memoria soñé con este día. Le quiero dedicar este triunfo a toda mi familia, en especial a mi abuelo que siempre soñó con verme correr estos clásicos. También a todos los cuidadores con los que trabajo día a día y que me paoyan”. 

En relación al desarrollo de la prueba, agregó: “El caballo venía muy cómodo. Largo como para correr adelante, en los 600 metros lo busqué y se puso arriba de la carrera. Cuando pisamos el derecho, me di cuenta de que estábamos para ganar”.

Muy cerca del jockey, el que también festejaba era el entrenador Jorge Stirpa, otro profesional de familia muy ligada al turf que siempre demuestra condiciones cuando tiene material y que diagramó al milímetro la campaña de Furioso de Acero para llevarse el gran premio buscado.

Los otros clásicos

El Clásico Reina de la Vendimia, sobre 1100 metros, tuvo como ganadora a la buena de Petals. La pupila de Espinosa (destacado entrenador) se vino de un viaje. El malón quiso darle alcance, pero la hija de Interaction no aflojó para vencer por 3/4 de cuerpo a Río Franco (Interdetto) en el buen tiempo de 1m4s3/5 para las 11 cuadras.

En el clásico de la milla, el Gobierno de Mendoza, el ganador fue el regular Grillo Mayor. El hijo del recordado Storm Mayor continúa sumando victorias y buenas performances en Mendoza. Esta vez el pupilo de Rubén Stirpa vino cerrando la marcha buena parte del tiro para desatar una brillante atropellada y vencer por un cuerpo a Bellaco Song (Alcindor) en un tiempo de 1m37s3/5. Brillante faena del experimentado Daniel Gómez en los cueros del ganador, de esas para ponerlas en un cuadro.

En los dos turnos de productos hubo victorias relevantes. En el Clásico Iniciación (600 m) fue el turno de Dark Sound, un hijo de Long Island Sound que está al cuidado de Juan Olmos y fue conducido por José Eliezer Alves Silveyra. Mientras que en el segundo turno del Clásico Iniciación fue el sanjuanino Gritalo Gringo (Touareg) el que se llevó todo, en una prueba no todos quedaron conformes con el resultado. 

La condición de la carrera era exclusiva para debutantes, pero Gritalo Gringo había ganado en San Juan, con otro nombre hace tan sólo unos días. Perla negra para la dirigencia de San Juan que no informó sobre esta situación a sus pares de Mendoza. El potrillo igualmente ganó en muy buena forma. Ambos productos emplearon un tiempo de 33s2/5.

La cuadrera del día quedó en poder de la buena de Mobility, quien con la monta de Lucas Escudero terminó igualando récord para 525 metros (29s2/5). La ganadora está al cuidado de Jorge Pinto y defiende los colores de la caballeriza Los Mismos de Siempre.

El crack del día

En esta oportunidad la chapa de figura de la jornada quedó en poder de toda la gente de la caballeriza La Gran Fortuna, y en especial para su propietario Juan Llobel. Un fanático aficionado del turf, que hoy se dio el lujo de ganar el clásico Vendimia”.

Lo que viene

La próxima jornada de carreras de la zona Cuyo se disputa el domingo 24 de marzo en La Punta, San Luis, mientras que en Mendoza la actividad regresará el domingo 7 de abril.