El hijo de Sidney’s Candy fue valiente para ganar ajustada pero merecidamente el handicap platense

LA PLATA.- Cuando un caballo pasa por un buen momento siempre hay que respetarlo. Esa máxima hípica tuvo una “actualización” en el jueves del Bosque, con Galiazzo (54 1/2 kg.) corriendo la mejor carrera de su vida para quedarse con el Handicap República Federativa del Brasil (1400 m, arena).

El alazán que arrancó la temporada animando categorías alternativas en Palermo dio ahora un importante paso, respondiendo a su previo tercero del  bueno de Sandyman (Mutakddim) y haciéndose sentir desde temprano, y soportando todas las atropelladas en la recta final, cuando lo pusieron en apuro.

Hijo de Sidney’s Candy (padrillo que está “on fire”), Galiazzo dejó que J be Tom (J be K, 57) saliera adelante, pero ya antes de llegar a la curva lo había dejado segundo, en una maniobra inteligente por parte del jockey Iván Monasterolo, intentando aprovechar el bajo peso que le tocó en el reparto.

Tras un parcial inicial de 23s58/100, Galiazzo siguió acelerando, llegó a la recta luego de pasar las 8 cuadras en 46s59/100 y allí sacó ventajas claras -aunque no contundentes- que le servirían para contener por media cabeza al propio J Be Tom, que se arrimó en el cierre, con el favorito Es Pujols (Manipulator, 59 1/2) en tercero a igual distancia, achicando mucha diferencia en la cuadra final.

El pupilo de José Lofiego terminó de construir su victoria más trascendente al cabo de muy buenos 1m23s18/100, en la que fue su cuarta conquista al cabo de 19 presentaciones, todavía con 4 años.

De la cría particular de Anselmo Cavalieri (San Maluc), Galiazzo tiene por madre a Madonna Is Back (Put It Back), hermana materna de la G1 Malibu Queen (Bernstein) y de la placé de G2 Malibu Honey (Pure Prize), y con la también titular de máxima escala Malinche (Lode) como abuela.