La yegua de Abolengo venció a Keep Moving y le dio un salto de calidad a su campaña

Luego de cuatro actuaciones en las que no había rendido en la forma esperada, Gamble Rules (55 kg.) encontró en el Handicap Condal (2000 m, arena), el escenario ideal como para desquitar y empezar a transitar un camino diferente para su campaña. En la prueba central del viernes en el Hipódromo de San Isidro la hija de Roman Ruler y la campeona Gamuza Fina (Equal Stripes) dio un salto de calidad.

Estrenando a Juan Carlos Noriega en sus riendas -flamante jockey oficial de Abolengo, como se comenta por separado en esta misma edición-, la alazana persiguió desde la partida a la puntera Keep Moving (Roman Ruler), que intentó hacer sentir su bajo peso marcando el camino.

Ya en el derecho, el cordobés arrimó a Gamble Rules y la empardó con la puntera, para, poco a poco, comenzar a dominar por los 200 metros y sacarle de allí en más 1 cuerpo a la hora de cruzar el disco; a otros 3 1/2 largos, Llamas de Acero (Fuego e Hierro, 57 1/2) completó la trifecta, todo al cabo de meritorios 2m1s62/100.

Por el contrario, la reprise de Celeste y Blanca (Indy Point, 56), favorita en las apuestas, estuvo lejos de lo esperado, con la defensora del Stud Las Monjitas cerrando la marcha a 26 largos de la ganadora y poniendo un signo de pregunta grande a su continuidad en las pistas.

Al cuidado de Nicolás Martín Ferro, Gamble Rules vuelve a ilusionar como en el inicio de su campaña y ya cerquita de los 5 años tiene mucho terreno por delante para seguir creciendo, aún en estas categorías previas a los clásicos para asentarse y luego buscar ese black-type tan preciado para una yegua de su linaje, ya pensando en su futuro como madre en Abolengo.