La hija de Super Saver se llevó de punta a punta el Juddmonte Spinster Stakes (G1) de Keeneland y quedó lista para el Breeders’ Cup Distaff (G1)

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- El formidable andar de Letruska encontró este domingo otro capítulo inolvidable en la arena de Keeneland. Manteniendo su posición como la mejor yegua adulta de los Estados Unidos, el “orgullo mexicano” alcanzó una muy cómoda victoria en el trascendente Juddmonte Spinster Stakes (G1-1800 m, arena, US$ 500.000 en premios) y quedó lista para lo que será, seguramente, su último gran desafío de la temporada: el Breeders’ Cup Distaff (G1) en Del Mar.

Ganarle parece prácticamente una misión imposible a la hija del Derby Winner Super Saver sumó su cuarto lauro de máxima escala en 2021 y también se puso en carrera para luchar por los honores de Caballo del Año, título al que tranquilamente puede aspirar.

El Apple Blossom Handicap, el Ogden Phipps Stakes y el Personal Ensign Stakes ya estaban bajo el brazo de la zaina preparada por Fausto Gutiérrez, que ahora volvió a comandar desde la salida y hasta el disco para llegar a destino con 1 3/4 cuerpo de ventaja sobre Dunbar Road (Quality Road), sumando otros 300.000 dólares a su cuenta bancaria y ubicándola en el orden de los 2,236.459. Como siempre, Irad Ortíz Jr. fue el encargado de graduar su calidad.

Más allá de su racha, hay un dato llamativo en la campaña de Letruska y es que, sólo en 2021, logró vencer en 6 pistas diferentes: Sam Houston, Oaklawn Park, Belmont Park, Churchill Downs, Saratoga y, ahora Keeneland. La espera Del Mar, un trazado en el que nunca corrió, pero ¿quién puede dudar que se adaptará?

“Este es de esos caballos que cambian la vida de una persona. Es una super estrella y lo prueba a cada segundo, en cada carrera. Muestra su habilidad en Churchill Downs, en Saratoga, en Oaklawn, donde sea. Es un caballo de carreras con todas las letras”, resumió sobre su campeona Fausto Gutiérrez cuando una nueva copa ya estaba en sus manos.