El hijo de Safety Check, que había sido quinto debutando en San Isidro, se quedó fácilmente con el Premio Acrónimo, para 2 años

LA PLATA.- La temperatura rozó los 40 grados ayer en la Provincia de Buenos Aires, pero el turf, como siempre, siguió adelante, jugando con la salud de caballos y jockeys y sin que a nadie se le mueva un pelo. Se habla de crisis, de que suspender es perder, de que la luz es cara o que no anda (en el caso de los eucaliptos), pero nadie piensa en que se coquetea con la tragedia permanentemente, esa que dejará un saldo mucho peor que cualquier otra opción si por desgracia llega a suceder.

No le importa a nadie, aunque nuestros dirigentes se llenen la  boca hablando de bienestar animal; la realidad está a la vista y los maltratamos de lo lindo haciéndolos competir cuando nadie en su sano juicio haría alguna actividad física exigente; hace falta nomás prender la tele y ver médicos en todos los canales recomendando estar tranquilos, en lugares frescos e hidratados. Lo mismo corre para los jockeys, rebajados algunos, sin comer otros. Una locura.

En fin, dentro de ese panorama lógico para un país sin solución como la Argentina, además del Clásico Vit Reina, los productos tuvieron otra carrera a disposición durante la fecha hípica del jueves con el Premio Acrónimo, que sobre 1200 metros midió potrillos perdedores.

Cargadísimo de boletos, y tras estrenarse con quinto en el césped del Hipódromo de San Isidro, hubo desquite con el promisorio Ganas de Correr, ese que en las mañanas trabajaba a la par de Paraná Miní (Winning Prize), el mejor de la camada hasta el momento aquí.

El hijo de Safety Check y Redemption (Petit Poucet) criado por el Haras La Numancia fue implacable en una carrera muy numerosa y que debió haber sido dividida por varias razones, como pensar a futuro y correr menos riesgos ante mayoría de debutantes. Preparado por Carlos Domingo y con Juan Cruz Villagra en sus riendas, vino cerca hasta el codo, donde asumió la delantera para hacerse inalcanzable en el derecho y terminar venciendo por 2 cuerpos a Maipo Feliz (Hi Happy) en una marca de 1m12s87/100.

El próximo paso para Ganas de Correr podría ser el Clásico Agustín B. Gambier (G3-1200 m, arena), a resolverse el jueves 23 del actual, donde podría encontrarse con el invicto Paraná Miní, reciente ganador del Clásico Criadores Argentinos del SPC (L), en un duelo interesante. Salvo que el entrenador decida caminos diferentes para sus dos potrillos destacados de la actualidad…