El hijo de Wild Event, que había debutado segundo, se impuso de un extremo al otro en Río de Janeiro

RÍO DE JANEIRO, Brasil (Especial para Turf Diario).- El potrillo Hard Boiled entró en la historia del turf brasileño al salir de perdedor en el Grande Premio Linneo de Paula Machado (G1-2000 m, césped), el Gran Criterium de Gávea y última prueba de máxima escala de la temporada allí.

Después de un segundo lugar en su debut, el hijo del campeón Wild Event y Rainbow Bright (Blush Rambler) respondió al notable concepto que merece por parte de sus allegados. Conducido por Carlos Lavor y bajo la preparación de Roberto Solanes, el potrillo del Stud Monte Parnaso/Quintella tomó la punta al partir y se hizo inalcanzable para sus adversarios, venciendo por 2 3/4 cuerpos a Abu Dhabi (Agnes Gold), con Mondagron (Setembro Chove) en tercero a 3/4 de cuerpo, todo tras 1m59s12/100.

El dato curioso fue que un rato antes Garbo, propio hermano de Hard Boiled, pero de 4 años, se impuso en el Clássico Derby Club (L). La fecha involucró otras dos pruehas de grado, con Mais Que Bonita (Agnes Gold y Feia Que Doi, por Scat Daddy) llevándose el Grande Premio Rocha Faría (G2-2000 m, césped), y Happy Bryan (Wired Bryan y Sexy Italian, por Dodge) imponiéndose en el Grande Premio Costa Ferraz (G3-1000 m, césped).