El potrillo marplatense volvió a la recta y se mostró en plenitud, venciendo por 2 cuerpos a la valiente Clara Danger y transformándose en candidato de cara a las Carreras de las Estrellas

Si había un potrillo que merecía ser ganador clásico, ese era He’s Cool. Y desde este viernes el zaino del Stud Nuestras Hijas puede decir que la deuda está saldada. De regreso a la recta, tras bajarse del proceso selectivo, el hijo de Endorsement fue implacable para vencer en una de las más competitivas ediciones que se recuerden del General Lavalle (G3-1000 m, arena), y que completó una doble tanda fuerte en la velocidad, dentro de una reunión excelente en Palermo.

Tras un debut platense ideal, había perdido con el promisorio Weiba (Portal del Alto) en el Kemmis (G3) y luego se quedó con las manos vacías en el comisariato en la tarde del Santiago Luro (G2), cuando sobre 1200 metros cruzó el disco adelante para luego ser distanciado -a nuestro juicio de forma improcedente según las recomendaciones vigentes- en favor del malogrado Goteo Key (Key Deputy). La ilusión quiso ir a más, pero las catorce cuadras del Clásico Crespo (G3) y ese tibio cuarto lugar obligaron a recoger el barrilete y volver a las fuentes. No se equivocó su gente.

Corriendo de menor a mayor, aprovechando el ritmo fuerte que establecieron adelante Pinkhook (Fortify), Clara Danger (Claro Oscuro) y Vecinal Key (Key Deputy), el potrillo criado en el Haras Las Raíces arrancó fuerte de los 500 metros al disco y nada pudieron hacer sus rivales para detenerlo. Dominó por los 150 y de allí en más le estiró 2 cuerpos a la valiente Clara Danger, que siempre parece cansada, pero también siempre llega… A pescuezo y ventaja mínima, en tanto, Aragone (Angiolo) y Doña Tita (Hurricane Cat) completaron la cuatrifecta, defraudando León Americano (Zensational) que dejó su invicto por el camino con un tibio sexto lugar. El tiempo de 54s95/100 fue excelente y apenas superior a los 54s62/100 que le tomó un rato antes a Lorenzo Rye (Catcher In the Rye) ganar el Clásico Coronel Pringles.

Preparado por la familia Zapico y con Cristian Velázquez impecable en sus riendas, He’s Cool alcanzó su esperado primer éxito clásico, se alzó con los 50.000 pesos extra que aportó el Bono Estrellas Plus y ahora empezará a pensar en las Carreras de las Estrellas, donde ganarle será muy complicado.