Con Miss Eder en el Clásico Chile (G2), el jockey alcanzó la importante marca; Law Lord y Trama Secreta, ganadores destacados

Castante tela para cortar dejó la reunión de este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, donde el jockey Gerónimo García se dio el gusto de llegar a las primeras 500 victorias de su trayectoria. Activo desde el año 2010, el profesional alcanzó aquella marca luego del resonante doblete que abrió con Galacy (Portal del Alto y Rucumalen, por Pure Prize, Haras Santa Ana) en el segundo turno, y que cerro quedándose con el Clásico Chile (G2) en las riendas de Miss Eder (Equal Stripes), dándole un toque de “calidad” a su marca.

Según el Stud Book Argentino, García lleva corridas 6790 carreras oficiales, con una efectividad del 7,4 por ciento y premios totales por 83.772.784 pesos. A la fecha son 14 sus victorias clásicas, destacándose las conquistas de G1 que alcanzó con Grito de Amor (Emperor Jones) en los grandes premios Gran Criterium y 2000 Guineas de 2017. Además, el jinete se llevó pruebas de grado con la mencionada Miss Eder, Cumbuco (Hurricane Cat), Must Go On (Freud), Macedonio (Strategic Prince) y Polarized (Lingote de Oro).

En el plano de las condicionales, en tanto, sobresalió el Premio Ever Beautiful, que dando comienzo a la jornada midió sobre 1200 metros en la arena a potrillos de 3 años titulares de 1 victoria. Otra vez fue terreno ideal para el lucimiento de la dupla integrada por el preparador Marcelo Sueldo y el jockey Rodrigo Blanco, ahora mediante el prometedor Law Lord, que saltó a la abierta tras salir de perdedor en la categoría alternativa de San Isidro con una valiente victoria por la cabeza ante Magnificent (Daniel Boone), el platense que reprisaba tras ser distanciado luego de un tratamiento prohibido cuando se impuso en el Clásico Luis María Doyhenard (G3). Hijo de Le Blues y Federalist (Stonesider), y de la cría de Triple Alliance en el Haras El Paraíso, Law Lord defiende los colores del Stud El Porá y empleó una valiosa marca de 1m9s67/100.

Otro punto alto llegó vía Trama Secreta (Pure Prize y Tramoia, por Perfectperformance, Haras La Manija), que festejó por cuarta vez en su campaña venciendo en un final bravísimo y por la cabeza a Funguera (Roman Ruler), volviendo en los tramos finales tras ser dominada por su rival a unos 80 metros del disco. Faena de Juan Carlos Noriega en las riendas de la pupila de Roberto M. Bullrich y que recorrió los 1800 metros del Premio Jazz Catch en 1m50s54/100, más de 3 segundos y medio más lento que lo registrado en el Beazley por Far Away Love (Violence).