La hija de Fortify aprovechó la ausencia de Amanecida Kiss y se llevó el Handicap Jardy

Debió poner corazón Giant Kiss (54 1/2 kg.) para sacar adelante la mejor victoria de su campaña, este miércoles en el Handicap Jardy (1200 m, arena), la tercera y última prueba por encima del nivel común que incluyó la jornada de carreras en el Hipódromo de San Isidro.

Ausente Amanecida Kiss (South Kissing), imposibilitada de viajar desde Santa Rosa, La Pampa, por los temas sanitarios que preocupan a todo el ambiente hípico, la hija de Fortify aprovechó al máximo la oportunidad, superando por la cabeza a Mar de Flores (Master of Hounds, 53 1/2).

Con Quinara (Daniel Boone, 53 1/2) marcando el camino con ciertas libertades, Francisco Leandro dejó bastante más atrás a la pupila de José Luiz Correa Aranha, esperando el derecho para entrar en acción. Giraron la curva y Giant Kiss atropelló a la par de Mar de Flores, dominando ambas a la puntera en la cuadra final y prevaleciendo la defensora del Stud Calchaquí sobre la meta, en una marca de 1m11s63/100.

Criada por el Haras Embrujo, Giant Kiss tiene por madre a Giant Knitter (Giant’s Causeway), adquirida por Diego Zavaleta en la liquidación del Haras La Biznaga y hermana materna de la G1 Stormy Kiss (Bernstein), del clásico Forty Besote (Roar) y del buen padrillo South Kissing (Southern Halo).