El potrillo de La Providencia quebró sobre el final a Milione en el Clásico Regimiento de Granaderos a Caballo (L)

Alazán, lindo caballo y la chaquetilla de La Providencia… No es Hi Happy (Pure Prize), por supuesto, por estos días disfrutando como padrillo en Vacación. Pero Gigahertz tiene muchas características que lo asimilan con el campeón y que generan expectativas en la divisa brasileña, mucho más después de la valiente, importante e interesante conquista que alcanzó en el Clásico Regimiento de Granaderos a Caballo (L-2200 m, césped), la prueba central de otra jornada de miércoles en el Hipódromo de San Isidro.

Al cuidado de Pedro Nickel y con Altair Domingos en sus riendas, también como el crack, el hijo de Cityscape y Gigabyte (Green Means Go) mostró capacidad para la distancia y corazón para torcerle el brazo en los metros finales al entrerriano Milione (Treasure Beach) y vencerlo por media cabeza, aunque con el dato no menor de recibir 6 kilos de ventaja en el peso dada la escala establecida.

A 6 cuerpos, Dolce Joy (Fortify) quedó tercero, amagando en el derecho, con el resto, como estaba previsto, como simples colaboradores. El tiempo de 2m17s59/100 sobre el césped normal fue aceptable.

Vendrá ahora el Porteño (G3) y, si todo va bien, el desafío enorme del Gran Premio 25 de Mayo (G1) para Gigahertz, que aumenta su potencia en cada salida e ilusiona, ilusiona e ilusiona…