La hija de Full Mast mantuvo su condición de invicta superando por 3 cuerpos a Kuiper sobre el césped de San Isidro

En una carrera altamente competitiva, terminó adelante la de menor experiencia. Con el aval de dos sólidos éxitos condicionales en igual número de salidas, Giornata (54 1/2 kg.) pisó fuerte en el paso mejor rentado para llevarse este domingo en el Hipódromo de San Isidro el Clásico Doria (1400 m, césped normal) y postularse como figura interesante en las pruebas más importantes de la media distancia para yeguas.

Aceleración notable la que exhibió la hija de Full Mast y Ginalollo (Pure Prize) que se crió en el Haras La Providencia y corre para la caballeriza Las Canarias. Moviéndose siempre a la expectativa, su atropellada externa de los 400 metros al disco fue realmente llmativa, haciéndose fuerte desde los 250 metros luego de que Elina Regina (Il Campione) fuera la encargada de marcar el camino.

De allí al disco, la ganadora le sacó 3 cuerpos de ventaja a Kuiper (Interaction, 55 1/2), con Full Macarena (Full Mast, 53 1/2) en tercero a 1 más, todo tras buenos 1m21s25/100. La favorita Che Bandida (Greenspring, 58 1/2) fue cuarta a la cabeza.

Ahora invicta en 3 salidas, Giornata tuvo como jinete a William Pereyra y se encuentra bajo la preparación de Juan Saldivia, profesionales que tienen en la zaina de 444 kilos un ejemplar de notables aptitudes y que de la mano de sus 3 años parece tener bastante más por decir.