La potranca cumplió una tarea fantástica para ganar el Gran Premio Maroñas (G2) y establecerse como número uno de la división

MONTEVIDEO, Uruguay.- La potranca Girona Fever respondió a las expectativas y se quedó con una fantástica victoria en el Gran Premio Maroñas (G2-1000 m, arena), confirmando su condición como el ejemplar más veloz del medio y dándole otro punto a las «chicas» en la velocidad local, tal como había sucedido hace 12 meses con la brasileña Rainha Pioneira (Pioneering), que esta vez terminó aceptable cuarta en su intento por llegar al double-event, y tras una mala partida.

Era la prueba de fuego que todos esperaban para la hija de Texas Fever y Something Dixie (Dixie Union), y vaya si la pasó con honores. Como bien dijo el relator, tiene caja de sexta la zaina que presentó Fredy González, que acompañó desde el tercer lugar a Sobrando (Desejado Thunder) y Tu Don Timoteo (Honour and Glory), los pasó de largo al promediar el derecho cuando Federico Píriz se lo pidió y se separó con mucha solvencia hasta sacarle 5 cuerpos a este último en el disco en 58s18/100.

«Hacía mucho tiempo estaba esperando poder ganar un clásico de estos y hoy por suerte ahora se nos dio. La carrera la vi poco, pero se que llegó primera y no me acuerdo de nada, me ganaron los nervios», contó con total sinceridad Luis Herrera, propietario de la notable Girona Fever, además de dejar el reconocimiento para todo el equipo de trabajo.