Atropellando desde un lejano último lugar, la hija de Hit It a Bomb dio cuenta en los metros finales de la favorita Ansia Clara y la superó por medio cuerpo

Impresionante la carrera que ganó este sábado en el Hipódromo de San Isidro Glory Bomb, volando desde muy atrás para quedarse con el Clásico Miss Terrible (1000 m, césped normal), telonero del Fernández Guerrico (G2) dentro de una tarde bien entretenida de turf.

Cargando el peso máximo de 60 1/2 kilos, la hija de Hit It a Bomb (segunda semana seguida con festejo jerárquico para el padrillo) fue una tromba para remontar desde una lejana última colocación y cortar en los metros finales el vuelo de la favorita Ansia Clara (Angiolo), que por los 200 había dado cuenta de la puntera Eleven Mile (Il Campione).

En el disco fue de medio cuerpo la diferencia entre ambas, con Naja (Fortify, 55) corriendo fenómeno en su primer intento en esta categoría al quedar tercera al pescuezo, dejando la sensación de que pronto se sumará al lote de las referentes.

Gran trabajo el del entrenador Juan Oural para recuperar y mantener a Glory Bomb y también para el aplauso lo del jockey Wilson Moreyra, que tuvo paciencia para esperar y no desesperar, y rigor -nunca le falta- para proyectar a su yegua cuando llegó el momento.

Criada por el Haras Firmamento y defensora de los colores del Stud Abu Manza, Glory Bomb estableció un tiempo de 56s11/100 y se recuperó después del traspié de diciembre en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1).