El hijo de Koko Mambo se hizo fuerte ante varios de los mejores caballos del momento en Monterrico y proyectó su nombre hacia el Latinoamericano de abril próximo

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- El alazán de 4 años, Gluck (Koko Mambo y Musical Prodigy, por Bernstein), nacido en el Haras San Pablo y defensor de los colores del Stud Santa Rosa, lució como en sus mejores tardes para imponerse en el tradicional Clásico Ciudad de Lima (G2), una prueba para todo caballo, a peso por edad, y que se disputó este domingo sobre 2000 metros y en la arena. Renzo Rojas se lució en la silla del alistado por José Soyer, su propietario, que lo presentó en gran forma para conseguir su octava victoria en 15 salidas elevando sus ganancias a 313.584 soles.

El Alcalde de la Municipalidad Metropolitana de Lima, señor Rafael López Aliaga asistió al Palco Oficial del Hipódromo de Monterrico atendiendo la invitación  que le cursara el Consejo Directivo del Jockey Club del Perú (JCP). El dirigente fue recibido por Danilo Chávez Abad, Presidente del JCP, y otros directivos para apreciar esta importante competencia.

Tras la misma, fue abordado por la prensa que hizo mención del próximo Gran Premio Latinoamericano (G1) a disputarse el 14 de abril en el Hipódromo de Monterrico. López Aliaga indicó que es una satisfacción para la Ciudad de Lima tener un evento internacional como el que viene y espera que mucho público pueda asistir al Coloso de Surco para ver esa prueba y todo lo que implica la organización de este evento hípico.

El segundo lugar de la competencia fue para el puntero Manyuz (Run Away And Hide). Tercero a 10 cuerpos quedó el favorito Don Feres (Singe The Turf) y cuarto a 10 1/2 cuerpos finalizó Paradigma (Power World), que marcaba su retorno. Enforceable (Tapit), Mirabrás (True Cause) y Rainbow Danny (Will Take Charge) arribaron a continuación. No corrió: Sunshine Danny.

Gluck ya había ganado el Clásico Ciudad de Lima en su versión de 2023 y ahora se proyecta como una de las grandes cartas locales hacia la prueba continental que se viene, aunque todavía hay bastante terreno por delante.