El hijo del crack California Chrome se impuso de punta a punta y logró su primer éxito importante en la milla

LA PLATA.- Go Chrome Go es cada día más referencia en la media distancia del Bosque. En otra actuación convincente, el alazán del Stud Friends volvió a lucirse aquí, ahora para ganar su primer clásico en la milla, el AP Candy, en un síntoma más del momento de madurez y elevado referencia por el que atraviesa. Tras sumar sobre 14 cuadras los clásicos Jockey Club Argentino (L) y El Mangrullo, el gran favorito salió desde temprano a hacerse notar, despreocupado del estado pesado de la pista. Lo afirmó junto a los palos al frente Francisco Leandro y desde allí manejó los hijos mientras Don Valore (Il Campione) y Manko Qhapaq (Violence) le daban pelea.

Tras un parcial inicial de 24s82/100, Go Chrome Go siempre mantuvo pequeñas diferencias sobre esos dos adversarios, llegando a los 800 en 48s16/100 y aumentando paulatinamente el ritmo. Ni Don Valore ni Manko Qhapaq aflojaban pero, al pisar la recta final, Leandrinho movió y el líder sacó diferencias que luego logró mantener hasta el disco.

Detrás, Manko Qhapaq terminó ganándole la pulseada a Don Valore por 3/4 de cuerpo, pero llegando segundo a 1 1/2 largo del hijo del crack California Chrome, mientras El de Nabta (Aspire) descontaba para terminar cuarto a sólo el hocico, todo tras más que aceptables 1m38s30/100, con un parcial complementario para las 12 cuadras de 1m12s11/100.

Criado en nuestro país por el Haras Porta Pía en el Haras de La Pomme, Go Chrome Go redondeó su séptima victoria en 13 salidas y llevó sus ganancias al borde de los 10.000.000 de pesos, sumando aquí su cuarto triunfo clásico, pues a los ya mencionados habrá que agregarle el Orange (L), en la arena de San Isidro.

Con un físico espectacular, ya camino hacia los 5 años, y preparado por Nicolás Martín Ferro, Go Chrome Go se afirma salida tras salida y encontró en el Hipódromo de La Plata un terreno ideal para su pleno lucimiento. Sólo perdió en esa cancha cuando escoltó al notable Don Empeño (Exchange Rate) en el Gran Premio Joaquín V. González (G1), la  misma carrera que sus dirigentes seguramente se plantearán como el objetivo a largo plazo para esta temporada.