Las 4 yeguas fueron retiradas y llegaron a La Pasión para ser servidas por Bodemeister

Cada temporada de servicios llegan novedades de los haras, con retiros de buenas yeguas para emprender el camino de la reproducción. En el caso de La Pasión, desde esta temporada sumará cuatro de sus mejores representantes en las pistas a su programa para producir buenos caballos.

Criador de American Tattoo (Not for Sale), vencedor el último sábado en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1), el campo de Solís recibió en las últimas horas a las muy corredoras Golden Yoga (Easing Along) (foto), Espeluznada (Exchange Rate), Niccola (Exchange Rate) y Attica Sale (Not for Sale), todas ya a la espera de ser servidas por el espectacular Bodemeister, que por las próximas dos temporadas como mínimo trabajará durante la temporada del hemisferio sur en la cabaña de Nicolás Benedicto.

Golden Yoga ganó 6 carreras en 11 salidas, destacándose en su cosecha los clásicos Lotería Nacional (G3) y México (G3). En su mejor momento sufrió un tema físico y a su vuelta no pudo volver a ser la de antes.

Mediana de físico, Niccola también se retira con una valiosa campaña para decorar en grande la página de catálogo de sus futuras crías. Corrió 17 carreras y en 7 salió airosa, quedando fuera del marcador en sólo 2 oportunidades. Sus festejos más valiosos llegaron en los clásicos Wilfredo Latham (L), Raúl Lottero (L), Eusonio C. Boni (L), Kasteel y Tristeza Cat, además de llegar segunda en el Condesa (G3) y tercera en el Ocurrencia (G3).

En 9 ocasiones terminó primera Espeluznada, campaña que incluyó discos en los especiales Helda, Lobo y Sideral y en el Handicap Haras Abolengo, además de sumar varios placés clásicos en su derrotero generoso.

Attica Sale no llegó a ganar en el plano mejor rentado, pero supo llegar segunda de potranca en los clásicos Miguel Luis Morales (G2) y Asociación Cooperativa de Criadores de SPC Ltda. (L), y quedando últimamente tercera en el Handicap Pensilvania.

Golden Yoga, Niccola, Espeluznada y Attica Sale son cuatro arribos sumamente valiosos para La Pasión. Será tiempo ahora de esperar si en el haras pueden brillar tanto como en la pista.