El sábado no pudo realizarse la prueba piloto de recibir 5000 espectadores; Enbihaar completó una gran semana para Shadwell en el Lillie Langtry (G2)

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Fue un final entre la alegría y la decepción el que se vivió en Goodwood el último sábado. La felicidad por dar término al mitín bien arriba, con el Shadwell Stable coronando una semana maravillosa de la mano de Enbihaar y su victoria en el Qatar Lillie Langtry Stakes (G2-2800 metros, césped).

Y la tristeza ante la imposibilidad de realizar la prueba piloto que se esperaba sobre poder recibir una cantidad limitada de público (5000 personas) sobre el cierre del festival, cuando se iban a implementar los nuevos protocolos desarrollados por el Departamento de Cultura, Prensa y Deportes (DCMS), el Sports Ground Safety Authority (SGSA) y la propia hípica.

En el Lillie Langtry la ausencia de la candidata Manuela de Vega (Lope de Vega) abrió el juego y la que mejor aprovechó la situación fue Enbihaar, una hija de Redoute’s Choire y Chanterelle (Trempolino), al cuidado de John Gosden y conducida por Jim Crowley.

Entregándole 11 libras de ventaja a las dos potrancas que enfrentó, llegó a la meta con 3 1/2 cuerpos de ventaja sobre Cabaletta (Mastercraftsman), con Snow (Galileo) cerrando la marcha a otros 10 largos.

Para Shadwell fue el cierre perfecto de una semana notable, en la que tambió disfrutó el éxito de Mohaater (Showcasing) en el Sussex Stakes (G1) y el poker de Battaash (Dark Angel) en el King George Qatar Stakes (G2).