El preparador de Stradivarius destacó que su caballo haya conseguido sobreponerse a un peso elevado en la Goodwood Cup

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Stradivarius creó historia hoy en Goodwood, transformándose en el primer caballo en ganar por cuatro ediciones consecutivas la Goodwood Cup (G2), dejando atrás a Double Trigger (Ela-Mana-Mou), con el que compartía el honor de haber logrado tres triunfos.

John Gosden es uno de los artífices de un crack como el hijo de Sea the Stars, y en nada asombró verlo emocionado y feliz una vez concretada la ansiada hazaña, justo un par de días después de que con Enable (Nathaniel) el profesional logrará algo también sin precedentes: el triplete en el King George VI and Queen Elizabeth Stakes (G1) de Ascot.

El cuidador arrancó sus declaraciones post carrera haciendo hincapié en el elevado peso que llevó: “No es un caballo grande, y tuvo que competir con 141 libras, porque a los 135 de programa se sumaron 3 por el equipamiento y 3 por la ventaja que se está entregando en estos días por el tema del Covid-19 y la forma en que se tomó la temporada. Entonces, llevar semejante peso por 3200 metros y en una pista buena, pero lenta, es algo meritorio. Tuvo que trabajar duro para conseguir su victoria esta vez; vino relajado en todo momento, pero, como había dicho en la semana, no era un ‘penal’.

“Desde Royal Ascot había mantenido una forma realmente estupenda. “Sabía que estaba en muy buen estado, pero creo que es algo como esto donde Frankie quería estar, pudiendo esperar y no entrar en un ‘partido’ de 600 o 400 metros. Una vez que dominó y ganó, él es lo suficientemente inteligente como para entender que ha hecho su trabajo, porque al caballo no le conviene dominar tan pronto como había sucedido el año último. En 2019 Frankie comenzó a saludar a la multitud y pasó de un cuerpo a sólo el pescuezo de ventaja en la línea, y casi pierde la carrera. Stradivarius es un caballo fabuloso”.

Sobre el futuro, Gosden parece tener todo bastante claro: “Bjorn Nielsen, su propietario, quiere tomar una ruta diferente esta vez. Obviamente que el bonus de 1 millón de libras que tenía el programa para fondistas era muy importante, pero ahora no existe más. Por eso, queremos dejarlo descansar, darle unas semanas de vacaciones y apuntar al Prix Foy (G2) de septiembre en ParisLongchamp para, si corre bien y toma la pista, ser parte en el Prix de l’Arc de Triomphe. Creo que mostró mucha velocidad cuando terminó tercero en el Coronation Cup. Ghaiyyath batió el récord y Stradivarius llegó tercero, probablemente, también batiendo la mejor marca histórica.

“Este caballo tiene un muy buen golpe de velocidad y jugaremos con esas armas. Nunca lo trabajo en grandes distancia, sólo corre en ellas. A veces le hacemos 1400 metros, como mucha poco más de una milla en los gallops. Tiene carácter, por eso hay que dejarlo que un poco nos vaya diciendo él donde quiere ir. Estuvo brillante en su carrera anterior y ahora, aunque hayamos tenido que adoptar una táctica más contemplativa pensando en el elevado peso que debió cargar. En su próxima salida seguramente volveremos a un kilaje algo más normal”.

Sobre el final, el cuidador contó: “Ojalá tengamos a Enable y a Stradivarius en forma para el Arco. Frankie deberá decidir a cuál de los dos correr, y probablemente yo ya sepa su respuesta, pero esperaremos por su decisión. Habrá buenas potrancas en el camino como Love (Galileo); también quizás Sottsass (Siyouni) y otros destacados caballos locales, junto con aquellos que corran el Juddmonte International…”.