La yegua de Don Florentino se quedó con el Handicap Campagnarde, en la recta de Palermo

Hay un colega (sobre el que bajo ningún punto de vista vamos a revelar que su nombre es Gustavo González) que desde hace mucho sostiene que cuando un haras se acerca a uno de sus remates alguna magia aparece en el aire y acerca triunfos al por mayor, casi como una propaganda divina. La teoría parece volver a encontrar asidero con Don Florentino, que a sólo unos días de su XXXVI subasta anual volvió a ser noticia en la recta de Palermo.

Unos días atrás, la chaquetilla verde, blanca y rosa de los Grimaldi daba la nota con La Reliquia ganando el Gran Premio Estrellas Sprint (G1), y este lunes otra hija del generoso Qué Vida Buena llevó otra vez los colores a los titulares. Se trata de Gran Enemiga (57 kg.), que se reencontró con los triunfos importantes quedándose con el Handicap Campagnarde (1000 m, arena normal), la prueba más importante de la fecha.

Aquella que de potranca fue capaz de ganarle a los machos bien temprano en el Clásico Congreve (L) de San Isidro, volvió a los primeros planos con una victoria que tuvo mucho suspenso, pues casi sobre el disco pudo dar caza de la puntera y topweight Elcisa (Angiolo, 59 kg.); al pescuezo, y cargando muy fuerte, la favorita Embozada Nistel (Van Nistelrooy, 58 1/2) completó la trifecta, todo tras 56s67/100.

Gran Enemiga tiene por madre a la estadounidense Elusive Eileen (Elusive Quality) y contó con una muy buena gestión por parte del joven jockey Cristian Velázquez, cada vez más afianzado. La alazana está al cuidado de Hugo M. Pérez pero fue presentada por Pablo Guerrero, y ahora aumentó su récord a 4 primeros en 12 salidas, totalizando premios por 1.151.770 pesos.