Ganaron el Holy Bull Stakes (G3), el Swale Stakes (G3) y el Robert B. Lewis Stakes (G3), respectivamente, y se sumaron al lote de los potrillos destacados camino a la Triple Corona

La ruta hacia el Kentucky Derby está a pleno en los Estados Unidos, y este sábado se corrieron varios clásicos con proyección hacia la carrera que el primer sábado de mayo marcará el inicio de la Triple Corona 2021. Entre Gulfstream Park y Santa Anita Park transcurrió la historia, con Greatest Honour como figura más destacada al quedarse con el Holy Bull Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 200.000) en el óvalo de Miami.

Reservado del Courtland Farm, y al cuidado de Claude R. McGaughey III, el hijo de Tapit le dio un interesante salto de calidad a su campaña tras haber salido de perdedor en su cuarto intento el 26 de diciembre último. Con José Ortíz en sus riendas, Greatest Honour entró en acción en la última curva, desbordando abierto al gran favorito Prime Factor (Quality Road) para rematar con muchísima solvencia y vencer finalmente por 5 3/4 cuerpos a Tarantino (Pioneeriof the Nile), en 1m43s19/100.

El camino a seguir por Greatest Honour marca una cita el 27 de febrero en el Fountain of Youth Stakes (G2), para pensar luego en el Florida Derby (G1), que espera el 27 de marzo. El ganador del Holy Bull Stakes es nieto de la fantástica Better Than Honour (Deputy Minister), que produjo a los campeones Rags to Riches  (A.P. Indy) y Man of Iron (Giant’s Causeway), al G1 Jazil (Seeking the Gold) y al G2 Casino Drive (Mineshaft), además de ser abuela también de la G1 Streaming (Smart Strike).

En la misma jornada de Gulfstream Park los potrillos tuvieron otro turno fuerte con el Claiborne Farm Swale Stakes (G3-1400 m, arena, US$ 100.000), donde Drain the Clock mantuvo su “invicto”, pues venía de sumar 3 triunfos y en su restante actuación sufrir un accidente con un estribo, que provocó la caída de su jockey.

Dueño de una velocidad llamativa, poco a poco el hijo de Maclean’s Music y Manki (Arch) va transformándose en un caballo capaz de asumir mayores distancias con igual rapidez, tal como lo demostró ahora, superando por 6 1/4 cuerpos al outsider King’s Ovation (Not This Time), tras 1m23s29/100. Al cuidado de Saffie A. Joseph Jr., contó con la conducción de Edgard Zayas.

En tanto, en Santa Anita Park, California, Medina Spirit (Protonico y Mongolian Changa, por Brilliant Speed) fue pura calidad para cruzar el disco adelante en el Robert B. Lewis Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 100.500) con pescuezo y hocico de ventaja sobre Roman Centurian (Empire Maker) y Hot Rod Charlie (Oxbow) para alcanzar la mejor victoria de su campaña y darle a Bob Baffert, su preparador, su noveno triunfo en la prueba.

Vale hacer notar que Medina Spirit venía de perder ante el prometedor invicto Life if Good (Into Mischief) en el Sham Stakes (G3).