El hijo de Endorsement sobresale en la central de miércoles en San Isidro; varios rivales de temer

Si es miércoles, casi siempre, es sinónimo de carreras en el Hipódromo de San Isidro. Pero, a diferencia de tantas jornadas de entre semana, esta vez habrá carreras para productos (y no CA) y alguna que otra condicional más entretenida. Si de materia jerárquica se habla, lo más trascendente lo aportará el Handicap Tatán – Copa Arqana (1400 m, arena), que enfrentará ejemplares desde los 3 años.

La ocasión luce perfecta como para que Guapo Malevo ratifique la estupenda victoria que viene de conseguir en una común porteña, luego de fallar un par de veces en el césped, incluso, siendo parte del Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1).

Caballo corredor el que prepara Gustavo Scarpello y que llegó a los máximos precedido de una muy buena campaña en La Punta. Escolta de potrillo en un par de clásicos de Mario’s Van (Van Nistelrooy), el hijo de Endorsement le ganó con suficiencia a Che Irlandés (Asiatic Boy) sobre doce cuadras en el centro y en gran tiempo. Con 56 kilos en su silla, el alazán correrá a la expectativa y buscará mejorar en el derecho.

Con la idea de ponerlo en aprietos aparecen Diocleciano (Roman Ruler, 56 1/2) y Cocktail Designer (Indygo Shiner, 55 1/2), que en ese orden y separados por 2 1/2 cuerpos definieron a mediados de febrero en Palermo. Aquél volvió a correr tras esa gestión, siendo quinto de Sobre Action (Interaction) en el Clásico Good Manners.

Pese a sus irregularidades, Corleone Vito (Asiatic Boy, 59) siempre es un nombre peligroso. Viene de ser cuarto en el Handicap Cambremont a 1 cuerpo de View On the Top (Seattle Fitz), superando una larga ausencia tras despedirse ganando en Palermo el Handicap Silfo.

Mystery Man (Zensational, 54) y Elton Boy (Asiatic Boy, 53 1/2)  intentarán convertirse en las sorpresas de una carrera dura y entretenida.