La hija de Galicado se quedó con el Handicap Juan Carlos Noriega, sobre una milla

Después de un par de resultados que no estuvieron dentro de lo esperado, la buena de Guicciardini se reencontró con la victoria este viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo, quedándose con el Handicap Juan Carlos Noriega (1600 m, arena), la prueba más importante el día y en tributo al querible Chupino.

Desde noviembre que no cruzaba adelante la defensora del Stud Puey, que tuvo un día redondo, pues un rato antes había llegado también a las fotos con Joy Antumalal (Il Campione), en una condicional para 3 años ganadoras. Renovada, con menos kilos respecto de los que venía cargando, 56 1/2 y otra vez con esa furia que tantas veces mostró, la hija de Galicado adoptó desde temprano un rol de los principales.

Con Martín Valle en sus riendas, persiguió desde cerca a la puntera Aramaiona (Most Improved), a la que encimó en la curva y doblegó al pisar la recta. Rápido abrió diferencias y le puso candado a su triunfo, resistiendo todas las atropelladas y llegando al disco con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre la outsider Spring Bella (Greenspring, 53), mientras la favorita Bassagoda (Incurable Optimist, 58) quedaba corta con su atropellada, sintiendo el haber bajado en la distancia y finalizando tercera al anca.

Guicciardini, que estableció un tiempo de 1m37s7/100 en cancha normal, es preparada por Facundo Panizza, fue criada por Santos Moscón y ahora totaliza 7 victorias sobre 29 salidas, 3 de ellas en el plano de los handicaps, con ganancias por 4.944.750 pesos, ya canino a los 6 años y lejos todavía de pensar en el haras.