El crack por Candy Ride se lució con Pappacap en el Best Pal Stakes (G2) y con Wicked Halo en el Adirondack Stakes (G2)

DEL MAR, San Diego (Especial para Turf Diario).- Todas las expectativas que generó cuando ingresó a la reproducción tras una campaña fenomenal, Gun Runner las está pagando con triunfos. El hijo del crack argentino Candy Ride ratificó su liderazgo entre los padrillos de primera producción con los primeros triunfos de grado conseguido por sus crías.

La primera de las dos alegrías llegó el sábado gentileza del potrillo Pappacap, que en el mismo hipódromo de Del Mar donde su famosísimo abuelo se hizo eterno mantuvo su condición de invicto de forma sólida en el tradicional Best Pal Stakes, prueba de G2 que se corrió sobre 1200 metros en la arena y entregó premios por 200.500 dólares. Reservado del Rustlewood Farm Inc., el zaino había vencido cuando debutó a mediados de mayo en Gulfstream Park y ahora ratificó las buenas vibras que generó esa actuación. Al cuidado de Mark E. Casse y con Joe Bravo en sus riendas, Pappacap vino tranquilo en tercer lugar, atacó abierto al pisar la recta y cuando dominó hizo el resto con mucha facilidad, llegando a la meta con 4 3/4 cuerpos de ventaja sobre Finneus (Stay Thirsty), mientras Bet On Mookie (Uncaptured) quedaba tercero a 1 1/2 largo más, todo tras 1m11s66/100.

El domingo, en tanto, en la brava arena de Saratoga, Wicked Halo (en Wicked Deed, por Tapit) se impuso en el Adirondack Stakes (G2-1300 m, arena) por 3 1/2 cuerpos sobre Interstatedaydream (Classic Empire), luchando al frente desde la partida.

Con las victoria Gun Runner es el cuarto reproductor que se estrena esta temporada en llegar a victorias de grado con sus crías, sumándose a Practical Joke (Into Mischief), Mohaymen (Tapit) y Caravaggio (Scat Daddy). Justo es decir que el alazán aparece como líder en ese ránking según la estadística de The Blood-Horse, aunque no es la única cría de Candy Ride  que se incluye en el top ten ya que Unified aparece en la novena colocación.