Después de algunas malas labores cerrando el 2023, el hijo de Phoenix of Spain reprisó con una victoria fácil en Newmarket

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- El descanso de más de 6 meses le cayó fenómeno al potrillo Haatem, que este jueves en la pista local tuvo una reprise por demás interesante para quedarse con el Bet365 Craven Stakes (G3-1600 m, césped), prueba preparatoria para las QIPCO 2000 Guineas (G1).

Sorprendió el hijo de Phoenix of Spain, que después de llevarse en Goodwood el Nicholson Gin Vintage Stakes (G2) sólo había sumado decepciones, perdiendo peso luego de varias labores en las que había mostrado un talento interesante como, por ejemplo, secundar -aunque desde 6 1/2 cuerpos- al invicto City of Troy (Justify) en el Bet365 Superlative Stakes (G2), no casualmente, también en Newmarket.

Con Sean Levey en sus riendas, el pupilo de Richard Hannon no tuvo mayores problemas en dar cuenta de los 6 rivales que le salieron al cruce, mostrando una maduración interesante e ilusionando al Sheikh Abdullah Almalek Alsabath, su propietario.

Muy consistente resultó la actuación de Haatem, pues vino siempre corriendo entre los de adelante, parejo con Cambridge (Dubawi) y Native Approach (Too Darn Hot), las cartas de Coolmore y Godolphin, respectivamente. Sin embargo, desde los 400 metros asumió la delantera y empezó a distanciarse hasta cruzar la meta con 3 1/2 cuerpos de ventaja sobre Eben Shaddad (Calyx), mientras Sons and Lovers (Study of Man) era tercero a 2 1/2 largos más, todo en una marca de 1m35s9/100 para la cancha buena. El que no no tuvo ningún tipo de incidenci fue el favorito Alcantor (New Bay), que apenas pudo rematar en la sexta colocación, a 8 cuepros del vencedor.

“No creo que haya sido una actuación promedio la de Haatem, porque se lució. Es la pista y la distancia y por eso que esté cotizado 25-1 para las Guineas me parece una linda oferta. Probablemente corra junto con Rosaillon (Blue Point), al que no creo que tenga mucho para envidiarle, y sabemos lo bueno que este es. Para nosotros llegar a tan importante carrera con un caballo de gran chance y otro de buena chance, es excelente. Hateem está también inscripto para el las 2000 Guineas alemanas e irlandesas, y creo que será unnombre a vencer donde sea que vaya a competir”, contó un entusiasmado y satisfecho Hannon.

Hateem, que costó apenas 27.000 guineas como yearling en Tattersalls, tiene por madre a Hard Walnut (Cape Cross).