El hijo de City Banker se impuso por 7 cuerpos y en un tiempazo en el Handicap Aniversario Inauguración Hipódromo Argentino

Los casi 540 kilos de Handsome Banker (55 1/2 kg.) fueron imparables en el Handicap Aniversario (de la) Inauguración (del) Hipódromo Argentino (1400 m, arena), la prueba central de una jornada entretenida desde lo hípico, pero con poca imaginación y romanticismo para aprovechar una fecha tan importante para el coloso de Avenida del Libertador y Dorrego.

Decorando con tono jerárquico la tarde fantástica del jockey Brian Enrique -de gran cuatriplete-, el zaino del Stud Sublime Horse no encontró esta vez escollos para moverse a gusto al frente y se recuperó de su fresco traspié en el Handicap Practicante para superar por 7 cuerpos a Top Rimoute (Remote, 57), mientras Almone (E Dubai) cerraba la trifecta a otros 3 largos en una carrera sin equivalencias.

Hizo todo fácil Handsome Banker, que le dio esperanzas a sus adversarios hasta llegar la recta final, donde rápidamente sacó diferencias que fue ampliando luego sin necesidad de extremar el uso de energías, estableciendo un destacadísimo tiempo de 1m21s16/100 en cancha normal.

Hijo de City Banker y criado por el Haras El Gusy, el ahora pupilo de José L. Catapano realizó la primera etapa de su campaña con la chaquetilla de Juan Garat, y reprisó ganando a fines de marzo último con sus colores actuales, con los que logró 2 de sus 4 discos, en sólo 3 salidas.

La madre de Handsome Banker no es otra que la muy destacada Lindalindalinda (Val Royal), ganadora del Clásico Doria y segunda en el Gran Premio de Potrancas (G1) durante su campaña, y hermana materna del doble G1 Glorious Moment (Treasure Beach) y de la clásica Mary’s Gift (Honour and Glory), todos por Ballado’s Cat (Saint Ballado), múltiple arrimadora de grado y sumamente corredora.

La jornada del sábado en Palermo tuvo en Handsome Banker entre sus figuras centrales, un caballo que próximo a cumplir los seis años empezó a mostrarse en un nivel muy superior al de la temporada anterior. Ya afirmado sobre 1400 metros, da la sensación de que el paso a la milla no debería costarle demasiado, aunque todavía tiene un poco más de terreno para aprovechar en los handicaps, los clásicos comienzan a ser opción para su futuro.