El hijo de Super Saver ganó la Jockey Club Gold Cup (G1); los primeros hijos del padrillo nacidos en Firmamento se venden en breve

ELMONT, New York (Especial para Turf Diario).- En Belmont Park se vivió un sábado de súper acción, la última gran fecha en los Estados Unidos antes de que el mes próximo la Breeders’ Cup se haga dueña absoluta de la marquesina, en Keeneland, el maravilloso hipódromo de Lexington. Pero antes, aquí, en la Gran Manzana, se resolvieron una serie de carreras de primer nivel y que tuvieron repercusiones bien lejos, en Sierra de los Padres, donde el Haras Firmamento hace años construye historia para el turf argentino.

Si hay una carrera en Belmont para los caballos adultos que marque el paso, esa es la Jockey Club Gold Cup (G1-2000 m, arena, US$ 242.500 en premios), convertida desde hace tiempo ya en referencia hacia el Breeders’ Cup Classic. Y hacia allí visó su pasaporte en gran forma el tres años Happy Saver, que mantuvo su invicto al cabo de 4 salidas ganándole por 3/4 de cuerpo a Mystic Guide (Ghostzapper), con el tordillo Tacitus (Tapit) en tercero a 1 1/4 largo más.

Preparado por Todd Pletcher para Wertheimer Et Frere, Happy Saver es hijo de Super Saver, el ganador del Kentucky Derby que sirvió en la cabaña de Juan Carlos Bagó y cuya primera generación se ofrecerá en los rings virtuales en tan sólo unos días, al cabo de la Gran Venta Primavera.

Claro que la Jockey Club Gold Cup no fue el único G1 del día allí, bien vale aclararlo, todos parte del programa Challenge Series – Win and You’re In. Los dos años tuvieron un paso fuertísimo con el Champagne Stakes (G1-1600 m, arena, US$ 250.000), donde Jackie’s Warrior no sólo siguió invicto, sino que es la máxima figura hacia el Juvenile (G1). Ahora con récord de 4 en 4, el hijo de Maclean’s Music se impuso por 5 1/2 cuerpos sobre Reinvestment Risk (Upstart), un nieto del crack argentino Candy Ride y que seguramente también sea parte de la gran carrera que se viene en Keeneland.

Las potrancas, en tanto, chocaron en el Frizette Stakes (G1-1600 m, arena, US$ 250.000). En un duelo de invictas, la que conservó esa condición fue Daoutoftheoffice (Into Mischief), que por 2 cuerpos se deshizo de Vequist (Nyquist), con el resto quedando muy lejos. Ambas ahora se darán revancha en el Breeders’ Cup Juvenile Fillies (G1).

Por último, el póker de máxima escala se cerró con el Flower Bowl Stakes (G1-2000 m, césped, US$ 250.000), donde Civil Union dio forma a la mejor victoria de su campaña superando por cabeza y 3/4 de cuerpo a la francesa My Sister Nat (Acclamation) y a la irlandesa Nay Lady Nay (No Nay Never). Se trata de una hija de War Front y Photograph (Unbridled’s Song) y su futuro está en el Filly & Mare Turf (G1).

En Keeneland, el primer ganador de G1 para el crack American Pharoah

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- El fin de semana hípico en los Estados Unidos tuvo otro pico de atención en Keeneland, el bellísimo hipódromo de esta ciudad donde en tres semanas se realizará la Breeders’ Cup. Justamente con la mira en el Filly & Mare Turf (G1) se corrió allí el tradicional Queen Elizabeth II Challenge Cup Stakes (G1), sobre 1800 metros en el césped, para yeguas desde los 3 años y con 500.000 dólares en premios. 

La carrera le permitió al crack American Pharoah disfrutar de su primer triunfo de máxima escala como padrillo, todo gentileza de la ascendente Harvey’s Lil Goil, que saltó a los planos principales con un triunfo valiente, al superar por 3/4 de cuerpo y medio largo a Micheline (Bernardini) y a la inglesa Magic Attitude (Galileo).

Al cuidado de William Mott y confiada a las experimentadas manos de Martín García, la tordilla dio vuelta el marcador con su escolta, que venía de vencerla en el Dueling Ground Oaks de Kentucky Downs.

American Pharoah, que presta servicio en el Ashford Stud, a sólo unas millas de Keeneland, produjo ya 10 ganadores clásicos, y además de Harvey’s Lil Goil sobresalen en esa lista Four Wheel Drive, Café Pharoah y Danon Pharoah.

La madre de la ganadora del Queen Elizabeth es Gloria S. (Tapit), ni más ni menos que una hermana materna de I’ll Have Another (Flower Alley), ganador del Kentucky Derby (G1) y del Preakness Stakes (G1), y también de la múltiple titular de G3 Golden Award (Medaglia D’Oro), en la familia del G1 Roanoke (Pleasant Colony).