El hijo de Harlan’s Holiday superó a Lencelot en el Clásico Hipódromo de La Plata (G3)

LA PLATA.- Tomar riesgos es un arma de doble filo en materia de carreras de caballos. Propone un cambio a lo que usualmente se hace, y nunca se sabe como esas decisiones terminarán. Para Harlan’s Blue, la táctica rindió el mejor de los resultados al cabo del Clásico Hipódromo de La Plata (G3-1600 m, arena) de este martes en el Bosque, pues optó por una fórmula algo más osada y terminó llevándose la victoria, superando al enorme favorito Lencelot (Sidney’s Candy).

Inteligente, el jockey brasileño Altair Domingos leyó que Aníbal Cabrera y Che Micky (Grand Reward) corrían bastante más suave de lo previsto adelante, por lo que prefirió ubicar justo a la cincha del líder al hijo de Harlan’s Holiday, marcándolo, aunque sin presión.

En mitad de codo Che Micky empezó a perder fuerza (terminaría último muy lejos, en clara señal de que su futuro no es demasiado claro…) y Domingos empujaba a Harlan’s Blue para hacerlo tomar la posta. Ese movimiento fue fundamental, pues cuando Wilson Moreyra salió de la parte interna para tratar de alcanzarlo por una segunda línea, el zaino del Stud El Insistente ya se había afirmado demasiado como para pretender superarlo.

El disco encontró al pupilo de Juan C. Etchechoury (h.), que fue presentado por Ignacio López, con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre el alazán porteño, que por idéntico margen dejó tercero a Ex Tradition (Exchange Rate), que atropelló fuerte desde lejos para descontar muchísimo. El resto terminó en otra carrea, floja, por cierto. Cabe resaltar que Sobre Action (Interaction), uno de los principales aspirantes al éxito en la previa, no fue finalmente de la partida.

Con 7 años cumplidos y una trayectoria pesada sobre su lomo, Harlan’s Blue encontró una actualidad de llamativa eficacia, y que ahora confirmó con uno de sus mejores triunfos lo bueno que se le había visto hace algunas semanas cuando perdió con el doble G1 El Margot (El Garufa) en el Clásico Perú (G2) de Palermo.

Estupendos 1m35s58/100 demoró Harlan’s Blue en recorrer la distancia establecida, en el que terminó siendo su décimo festejo al cabo de 31 actuaciones, con un tan llamativo como meritorio 30 por ciento de efectividad. Si de calidad se trata, ahora son tres las copas de G3 en su palmarés, pues al Hipódromo de La Plata habrá que sumarle el Uberto F. Vignart (G3) y el Italia (G3), ambos conseguidos en 2016, circunstancia que también trae su gigantesca generosidad a la conversación.

Harlan’s Blue corrió la Copa de Oro (G1), el Dardo Rocha (G1) el República Argentina (G1), el 25 de Mayo (G1), el Gran Premio de Honor (G1) y hasta el Latinoamericano de 2016 en Gávea, Río de Janeiro, Brasil, ¿qué más se le puede pedir?

“Carly” parece haber decidido apuntar a las grandes carreras de la media distancia que trae el último trimestre de la temporada en la arena: los grandes premios Hipódromo Argentino de Palermo (G1) y Joaquín V. González (G1), el día del Nacional (G1) en Palermo y el día del Dardo Rocha, otra vez en el Bosque, respectivamente.

Con la experiencia grande que acumuló y el gran momento por el que está pasando, el nieto de El Prado que criaron en sociedad Oscar Civile y Gefepa SA. parece listo para soñar con un triunfo de máxima escala y darle toda la razón del mundo a todos los que sostienen que a la vejez, viruela…