El primero irá por la victoria en la milla de césped del Clásico Primavera y el restante en el Handicap Rubén Emilio Laitán

Arranca hoy una nueva semana hípica y la cita será en el Hipódromo Argentino de Palermo, donde aguarda una fecha atractiva, con varios millones de pesos en incrementos y una bien interesante doble cuota jerárquica. Con inicio previsto para las 12,30, el paso más fuerte lo ofrecerá el Clásico Primavera, que sobre una milla y en el césped medirá caballos desde los 4 años bajo escala de peso por edad, aunque un rato antes se resolverá el Handicap Rubén Emilio Laitán, en recuerdo del respetado “jockey clásico” y que está abierto para ejemplares desde los 5 años, ganadores, y con 1200 metros de recorrido, aunque en la pista principal de arena.

En la primera de esas competencias el seis años Heavy Love (Manipulator) (foto) tiene una buena ocasión como para volver al triunfo. Al cuidado de Nicolás Martín Ferro, pero presentado por Enrique, su padre, el zaino vuelve a la superficie donde se quedó con el Clásico New Dandy, rescatando luego un buen tercer lugar en el Clásico Pedro Chapar (G3), la misma prueba donde quedó quinto Sonny Bill (Portal del Alto), con el que comparte compositor y al que ahora volverá a enfrentar.

De la caballeriza Quereuquén, este último es ni más ni menos que el ganador del Clásico Pippermint (G2), aunque luego de esa gestión se mostró algo irregular, quedando lejos de la definición en dos ocasiones, pero también escoltando desde 4 cuerpos a Endler (Cima de Triomphe) en el Clásico Reconquista (L).

Si bien está un poco de capa caída, los antecedentes de Joy Filoso (Filoso Emperor) deben respetarse al máximo, sobre todo si el desarrollo llega a hacerse más veloz de lo recomendable y le abre la puerta a su siempre fuerte atropellada. Forever Young (Heliostatic), Clairemont (Cima de Triomphe) y Perfect Beach (Treasure Beach) no le van en zaga a los anteriores y tranquilamente pueden estar prendidos en la definición.

En lo que al handicap se refiere, la preferencia recae sobre Emberinado (Lizard Island, 58), que acaba de pagar una larga reprise con una gestión muy valiosa. Peleando desde el vamos en la cancha auxiliar de San Isidro, el pupilo de Pedro Molina cayó en el último salto y por el hocico ante Numeraux (Global Hunter) en el Clásico Telescópico, mostrándose listo para volver a ser el que supo ser de potrillo, venciendo incluso en pruebas de grado.

Aquí se medirá con el topweight Sortija Wont (Le Sortilege, 58 1/2), que viene de patinar en La Plata pero regresa a la pista y tiro en la que antes se llevó el Clásico Pablo G. Falero derrotando por la cabeza y 3/4 de cuerpo a Never Pony (Most Improved) y al mencionado Numeraux.

Fuera desde el último día de mayo, habrá que prestarle atención a la condición de J be Tom (J be K, 57 1/2), entre cuyos antecedentes se incluyen victorias en los clásicos Revista Palermo y Jorge A. Ricardo, y en el Handicap Oreste Cosenza, siempre sobre las mismas 12 cuadras de tierra que deberá recorrer ahora.

Y queda por nombrar al pampeano Gran Blend (Gran Enzo), capaz de dar el golpe con el respaldo de una campaña breve pero muy efectiva.