A los 7 años, aportó otro festejo de grado para el elevase sudamericano, el tercero en su excelente campaña

CHIBA, Funabashi (Especial para Turf Diario).- A sus bien llevados 7 años, el generoso Hishi Iguazú sumó el domingo último en Nakayama un nuevo triunfo fuerte a su campaña en el Nakayama Kinen (G2-1800 m, césped) y volvió a acercar buenas noticias para el elevage argentino y sudamericano, pues se trata de un hijo de Heart’s Cry y la notable velocista La Liz (Bernstein), que se luciera en Palermo y San Isidro con la chaquetilla de La Quebrada. 

El caballo preparado por Noriyuki Hori y que fue guiado por Kohei Matsumaya para el propietario Masahibe Abe fue imparable en la recta final para atropellar y quedarse con una ajustada conquista, doblegando por 3/4 de cuerpo y pescuezo a Lagulf (Maurice) y Dobune (Deep Impact), respectivamente, tras un tiempo de 1m47s10/100 para la distancia en cancha de césped normal.

Al cabo de 16 presentaciones, Hishi Iguazú totaliza ahora 7 victorias, 3 de ellas en el plano gradual, ya que también había prevalecido en el Nakayama Kinen de 2021 y sumado ese mismo año el Nikkan Sports Shop Nakayama Kimpai (G3).  Además segundo en el Longines Hong Kong Cup (G1) y en el Takarazuka Kinen (G1), el caballo criado por el Northern Farm es la mejor cría hasta el momento de la múltiple titular jerárquica La Liz, que dio a otros 7 ganadores en Japón y pertenece a la histórica familia de Margot (Advocate), con base ene l Haras Ojo de Agua y ramas en casi todos los haras importantes del país.