Por primera vez una yegua uruguaya es exportada directamente hacia el país del sol naciente

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Un hecho histórico para el turf uruguayo se conoció ayer, con la ganadora de G1 La Mansa Nistel convirtiéndose en la primera yegua local exportada directamente a Japón para iniciar allí su carrera en la reproducción.

La transacción, a cargo de Azambullo Bloodstock y el australiano Paul Moroney, de Paul Moroney Bloodstock, llegó a buen puerto tras algunos día de negociación y marca un hito para el turf local, que últimamente ha mostrado avances significativos en líneas generales de mejoras y desarrollo.

Hija de Van Nistelrooy y Misiadura Fitz (Fitzcarraldo), la alazana fue importada en el vientre de su madre desde la Argentina y nació y se crió en el Haras El Palmar, defendiendo luego en las pistas los colores del Stud Imperio. Su éxito fue notable, pues se consagró como la mejor yegua adulta del medio ganando el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1) de 2019, sumando además victorias en el Gran Premio Estímulo (G2) y en los clásicos Producción Nacional (G3), Agraciada (G3), Stud Book Uruguayo, Nicolás Storace Arrosa y Nicolás AStorace Montes, y Campeones Distaff, siendo también segunda en la Polla de Potrancas (G1) y en los clásicos Gran Bretaña (G3) y Los Haras (G3).

Misiadura Fitz es propia hermana del G2 Strudel Fitz (Fitzcarraldo) y a la que también pertenece el ganador clásico Good Prado (El Prado Rob), y antes había producido 6 ganadores en Argentina y a la destacada Missing Dubai (E Dubai), que en Maroñas ganó los grandes premios Polla de Potrancas (G1) y Criterium Potrancas (G2), además de los clásicos Treinta y Tres Orientales (L) y Haras del Uruguay – Potrancas.