El potrillo mantuvo su invicto en el Clásico Antártida Argentina (L) e ilusiona con un futuro importante

De lo más interesante resultó la victoria del 2 años Hit Empeñoso en el Clásico Antártida Argentina (L-1200 césped ¿normal?), la prueba más trascendente de la entretenida jornada que ofreció este viernes el Hipódromo de San Isidro.

Mantuvo su invicto el defensor del Stud Patria Blanca, construyendo su conquista viniendo siempre cerca, poniéndole presión al puntero Potro Escapado (Cityscape) en la diagonal, dominándolo por los 450 metros y controlando de allí en más a sus adversarios hasta alcanzar el disco con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre Aistis Vitrauskas (Angiolo), que atropelló con algunos contratiempos.

A medio pescuezo, Doña Tita (Hurricane Cat), la única potranca del lote completó la trifecta con idéntica diferencia sobre el favorito Suiting (Full Mast), todo tras 1m11s96/100 en una cancha que muestra muy brava a pesar de que hace dos años se la “preserva”.

Entrenado por Omar Labanca y con Juan Cruz Villagra como su jinete, Hit Empeñoso nació en el Haras Firmamento y es el primer hijo local del freshman sire Hit It a Bomb (War Front) en hacerse ganador clásico. El potrillo es la primera cría de Empeñosa Top (Giant’s Causeway), cuya madre es la G1 Empeñosa Fitz (Fitzcarraldo), una hermana materna de la campeona Emotion Parade (Parade Marshal), abuela de Emotion Orpen (Orpen).