El hijo de Hit It a Bomb superó por 1 cuerpo a su rival hace unas pocas semanas, y ahora uelven a medirse

LA PLATA.- La velocidad del Bosque tendrá otro paso de los importantes este martes con el Clásico Julio Corte (L-1100 m, arena), en un choque que contará con la presencia de varios de los nombres estelares de la categoría.

Vuelven a cruzarse aquí dos viejos conocidos como Hit Tifón (Hit It a Bomb) y Lofoten (Lucky Island), tres años con muchisima experiencia a cuestas y que vienen de cruzarse en el Clásico Asociación Bonaerense de Propietarios de Caballos de Carrera (G3), cuando llegaron en aquél orden y separados por apenas 1 cuerpo, con Lofoten bajando luego a las condicionales para sumar un éxito “intermedio”.

Antes, el marcador se había repetido en el Clásico Emilio Casares (L), con medio cuerpo como margen, y también el defensor de la caballeriza El Establo terminó delante de su rival en el Clásico Uberto F. Vignart (G2). La única vez que el orden se invirtió fue en el Ciudad de La Plata (G2), cuando Lofoten fue escolta de Rudy Trigger (Cosmic Trigger) y Hit Tifón, séptimo. 

Entre ambos tratará de terciar ahora el ascendente Super Bamb (Super Saver), que sólo perdió cuando fue hasta los 1400 metros, pero que entre los 1100 y los 1200 se ha mostrado intratable. Viene de dos notables triunfo seguidos, primero superando por 2 cuerpos a Bingo Song (Alcindor) en Palermo, y luego batiendo aquí por el mismo margen a The Wild Talent (Equal Talent). Salta por primera vez al terreno jerárquico y habrá que ver cómo le cae la aventura.

Nombre para tener en cuenta el de Aymaraes (Angiolo), múltiple placé clásico de potrillo y que acaba de cortar una larga serie de arrimes venciendo en las 11 cuadras sureñas por 2 1/2 cuerpos a Ramon’s Circle (Lion’s Circle). Su experiencia puede darle una mano fundamental en pos de destacarse.

El tordillo Confused (Lenovo) sigue en deuda, trabajando más de lo que corre, pero se hará sentir desde temprano, mientras que Decretado (Treasure Beach) encontró aquí un terreno ideal para su lucimiento, doblegando al mencionado Aymaraes por 1 1/2 largo en su salida más cercana.