Su derrota ante Irwin en el Chevalier (G2) fue dura, porque parecíó que ganaba y su jinete perdió la fusta, pero va por la vendeta. El invicto El Gran Romano tratará de complicarlo

Carreras son carreras, pero la derrota de Holi Rimout (Remote) en el Gran Premio Raúl y Raúl E. Chevalier (G2-1400 m, césped) fue de esas que duelen… Es que llegó a dominar en los 200 al bueno de Irwin (Seek Again) y pareció que ganaba, pero el zaino se resistió y en el momento en que más rigor hacía falta, ya en los tramos decisivos, el chico Martín Valle perdió la fusta y fueron varios los que consideraron que sin ese detalle el defensor de El Chesco Viejo pudo haberse convertido en héroe de Grupo 1, sin olvidar que antes había tenido que sortear problemas de tránsito por dentro. Lo cierto es que este miércoles, en el lujoso programa que la gente del norte pondrá sobre la mesa para la reapertura, tanto el Remote como Valle van por la revancha nada menos que en el Gran Premio Gran Criterium (G1-1600 m, césped), una perla tradicional del proceso selectivo del pasto, ubicado en el duodécimo turno a las 16.30.

El furlong extra que impone este Gran Criterium pondrá a prueba, entonces, al nieto de Harlan’s Holiday, y tal vez dilucidemos si aquella caída del Chevalier (G2) a la cincha de Irwin se debió a que esas catorce cuadras le quedaron levemente largas, o efectivamente que su piloto perdiera la fusta pudo haber incidido. 

No hay que perder de vista que el zaino venía de ganar fácil en 1200 metros y la del Chevalier era su primera vez en catorce cuadras y en cotejos de codo. Elegir al principal enemigo del potrillo de El Chesco Viejo no es una tarea sencilla, porque los 6 rivales que prometen hacerle frente (Santo Dios y Quantum State quedarían en sus boxes) conforman un lote parejo y sin nombres que puedan mostrar estridencias en sus tabuladas. Se trata de elementos en ascenso, algunos de ellos dueños de importante concepto, y encuentran en este Gran Criterium (G1) una ocasión ideal para comenzar a ratificarlo subiendo varios escalones..

Así nos encontramos con El Gran Romano (Il Campione), que corajeó en el numeroso lote de inéditos del Clásico José B. Zubiarre (1500 m, césped), brillante gestión de Talaverano para conseguir que el defensor de Las Canarias se sobreponga a un desarrollo en el que tuvo varios contratiempos corriendo por dentro, para recién dominar en los tramos finales al entonces favorito Shy Friend (Equal Stripes), otro nene de concepto, al punto que Nicolás Martín Ferro deja de lado las condicionales para mandarlo también a las gateras graduales de esta tarde. Y si decimos que el de la dupla Pelle /Saldivia tiene chance, entonces también hay que reconocer al Equal Stripes como lindo lance.

Todavía nos queda por nombrar al otro invicto de la lista, Yo No Sabia (John F Kennedy), que debutó en la arena y salta al pasto en busca de encontrar su “medio aguinaldo”, esta vez con Osvaldo Alderete reemplazando al enrachado Adrián Giannetti.  Sin deslumbrar el zaino de José Lofiego pasó de largo en el estreno, hoy la vara es más alta pero tampoco inaccesible… 

Y entre los lances bien fundamentados, cerramos con la mención de Astro Latino (E Dubai), que viene de salir de perdedor en su primer intento en el césped y lleva la blusa de El Consorte (Grand Reward), así que respetarlo es una obligación, por más inexperiencia que tenga.