Sobre la milla y en La Plata se correrá la edición inaugural de una carrera que tiene como máximo candidato a Storm Dynamico

Por fin habrá un programa acorde con la historia en el Hipódromo de San Isidro. Será este domingo, después de las pobrísimas propuestas de miércoles y viernes, y con el Clásico Eudoro J. Balsa (G3-1600 m, césped), para yeguas desde los 4 años, como la propuesta más trascendente.

Santa María de Araras tendrá en los partidores una yunta con doble opción, dentro de una carrera pareja y en la que la mayoría de las confirmadas pueden ganar. Por un lado aparece Hony Boone (Daniel Boone), de aparición tardía pero presente imparable, como que lleva 3 triunfos consecutivos, enfatizando su crecimiento en sus dos más recientes salidas al quedarse primero con el Handicap Rafale y luego con el Clásico Omega (G2), donde superó por 2 cuerpos a Canta Bonita (Aerosol), con su compañera Tropeadora (Daniel Boone) en tercero a medio largo. Se volverá a cruzar con ambas la zaina, buscando repetir el resultado y afirmarse como una de las máximas referencias de la categoríal, allí donde también la esta vez ausente Siempre En Mi Mente (Equal Stripes) tiene pertenencia.

Las 3 son preparadas por Carlos D. Etchechoury, que tendrá una cuarta carta en Linda Isabelle (Cityscape), lista para volver al ruedo después de 231 días sin competir. Problemas físicos la limitaron luego de un arranque formidable y que incluso le permitió ganar los clásicos Miguel Angel y Tomás Juárez Celman (G2) y Fernandez Guerrico (G2), pero ahora, descansada, puede volver rápidamente a los primeros planos.

Pozo de Luna se juega aquí con Verde Pipian (Treasure Beach), que regresa a la pista y distancia donde se llevó el Fernández Guerrico hace unos meses, después de un paso para el olvido por la arena de Palermo, donde terminó décimo tercera en el Gran Premio Estrellas Distaff (G1).

Un escaloncito más abajo quedan Forty Cinque (Ecólogo) y Baronesa Asiática (Asiatic Boy) junto con Saragossa City (Seek Again), la yunta de La Esperanza. Girl On Fire (Cityscape) y Kalcura Seattle (Seattle Fitz) terminan de darle forma a un lote atractivo y que seguramente dejará un espectáculo para el comentario.