Con el único antecedente de un triunfo en su debut, el hijo de Suggestive Boy encabezó una trifecta de 3 años en el Botafogo (G3)

Los 3 años siguen pisando fuerte cuando se cruzan con los caballos mayores. El Clásico Botafogo (G3-2000 m, césped), primera prueba de grado de la temporada en el Hipódromo de San Isidro y pase central de la jornada de este viernes, ofreció otro capítulo favorable para los más jóvenes en la batalla generacional gracias a la muy prometedora gestión de Huapango Torero, que con el único antecedente de una victoria en su debut se animó en el terreno jerárquico con el mejor de los resultados, encabezando un 1-2-3 de los potrillos.

De ascenso en la milla local allá por el 21 de noviembre, el zaino criado en sociedad por los haras Cachagua y Pozo de Luna, pero que defiende los colores de este último, se sobrepuso a todos los escollos que enfrentaba con clase y pulmones, dejando la impresión de que su camino importante recién comienza.

Como se esperaba, el desarrollo tuvo como puntero a Moscato Pizza, aunque siempre marcado a presión por Huapango Torero, que nunca le dejó demasiada libertad de acción. Tras parciales moderados de 24s92/100, 47s89/100 y 1m16s11/100 para los 400, 800 y 1200 metros iniciales, la recta rápidamente mostró novedades.

No resistió demasiado Moscato Pizza, que por los 500 ya tenía a su derecha al ganador, que poco a poco iría inclinando la balanza a su favor y abriendo diferencias para ponerse a cubierto de las atropelladas de sus coetáneos Lord of Lords (Master of Hounds) y Mr Globalizado (Global Hunter), que lo escoltarían en ese orden desde 3 cuerpos y separados por 1 1/2 largo entre ellos, todo tras 2m42/100 con un parcial complementario para la milla de 1m35s14/100. A otros  5 largos, Springtime (Campanologist) fue el mejor de los mayores, con Moscato Pizza y Kohinoor (Cima de Triomphe) completando el marcador.

Al cuidado de Alfredo Gaitán Dassié y con Eduardo Ortega Pavón en sus riendas, Huapango Torero mantuvo su invicto, se hizo clásicos y parece haber sacado pasaje directo hacia el Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz, que en febrero abrirá la temporada de G1 en el país.

Huapango Torero es la mejor cría hasta ahora de la doble ganadora de G3 Happy Queen (Roy), que también produjo a las placé graduales Henestrosa (Treasure Beach) y Huetzca (Easing Along). La abuela del héroe del Botafogo es la G1 Afrodite (Ocean Falls), en una familia importada por el Haras Río Claro y que le dio muchas satisfacciones a la cabaña de la familia Paula Machado, en muchos casos, también con Gaitán Dassié como nexo.