Atrapante enfrentamiento el que se dará en el Clásico América (G2), sobre el césped del Jockey Club

La de los milleros es una división que siempre guarda espectáculos de primer nivel en sus carreras más importantes. El Clásico América (G2-1600 m) no será la excepción a la regla y propone otro desafío imperdible esta tarde sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, dentro de una reunión que también incluirá el Clásico Eduardo Jara y varias condicionales de esas atrayentes.

Hay 3 nombres dominantes dentro de la lista de 7 confirmados: Huapango Torero (Suggestive Boy), Love the Races (Hurricane Cat) e Intense for Me (Fortify), en las primeras líneas de la categoría, sobre todo en el verde.

Tras una experiencia razonable en los 2000 metros del Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1), llegando cuarto de Full Keid (Full Mast), Huapango Torero vuelve al tiro donde antes se llevó ni más ni menos que el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), al que llegó tras un promisorio tercero de la yegua Nanda Dea (Fortify) en el Gran Premio San Isidro (G1).

El caballo del Haras Pozo de Luna está listo para desatar su potente atropellada y así poder cortar el vuelo del valiente Love the Races, que recuperó confianza luego de un período de vuelo bajo. Titular en 2023 del Gran Premio Estrellas Mile (G1), dio un primer paso para su regreso llevándose con 62 kilos y guapeando el Handicap Condal, para luego relanzarse a los primeros planos conquistando el Clásico Horacio Bustillo (G2).

Esa tarde batió por medio pescuezo al potrillo Intense for Me, que luego de pagar el derecho de piso en las grandes ligas quedando fuera del marcador en el Anchorena, había vencido en gran forma en el Clásico Buenos Aires (G3), sobre la grama porteña.

Los ascendentes 3 años Folie Ninja (Hat Ninja) y Puro de Cuba (Long Island Sound) llevan 2 victorias condicionales seguidas y se animan a mucho más con esperanzas, mientras que el platense Paraná Miní (Winning Prize) va más lejos que nunca en la distancia después de ligar el Clásico Ultrasonido, por el distanciamiento de Emmspacial Boy (Emmanuel), que no pasó el antidoping.