La anotación para el Curtida Nistel (1200 m) se convirtió en Eva Duarte de Perón, solo para jockettas, y brilló Andrea con la del Elsie, ante numerosa comitiva de candidatos y funcionarios oficialistas

Por Hugo Bordoni

LA PLATA.- Fueron horas febriles las últimas en el Hipódromo de La Plata. Sobre todo en la Oficinas de Programas, porque debieron cambiar de urgencia el nombre del Clásico Curtida Nistel (1200 m) a Clásico Eva Perón, avisarles a los jinetes de las yeguas anotadas que el cotejo iba a ser exclusivamente para jockettas, y todo derivó en un acto de campaña con la llegada de candidatos y funcionarios, para destacar la figura de Evita, de la mujer en general, y repetir que “el Estado tiene que tener políticas que promuevan al turf, porque genera trabajo…”. Todos sonrieron, posaron para las fotos conscientes de la importancia del momento, hubo aplausos (de todos los integrantes de la numerosa comitiva porque no se permitió ingreso del público de turf a esa tribuna) y se marcharon. Evita volvía al recuerdo y la campaña seguía en otro lado.

No podemos menos que alegrarnos… Es que tal vez con ese acto alguien se haya enterado del triste estado de mantenimiento y ánimos en el Bosque, de los pisos altos de la Pelouse devenidos en palomares, incluso también conque vuelva el alcohol en gel y hasta se puede soñar que se arreglen las instalaciones de los baños, muchos de ellos cerrados, para que los espectadores puedan cumplir con el sapiente consejo que se repite por los monitores “cuidarnos entre todos en pandemia y lavarnos frecuentemente las manos”. Es una tarea que con los baños del Bosque se complica.

También es una suerte saber que se podía estar en esas tribunas sin que se conviertan en un foco de contagio en pandemia, porque al público que asiste al Bosque “como agencia” jamás se le permitió volver a pisarlas, obligándolo a deambular frente a la Tribuna de Profesionales o a la vieja Popular. Una pena, porque si algo tienen las tribunas es “distancia y aire”, además de que habría escalones y sillas para sentarse…

Victoria Tolosa Paz prometió trabajar “por esta industria”, y señaló que “el Hipódromo de la Plata soportó una historia muy tremenda con la gobernación de María Eugenia Vidal, cuando nos convocaban a los actores de la política para resistir lo que era el ajuste y el posible cierre o privatización”. Ojalá alguien haya podido contarle, entre los aplausos, que el turf soporta meses de atraso en los pagos de premios y comisiones, o le hayan dicho que esos mismos premios muchas veces, cuando se cobran, apenas alcanzan para dos o tres meses de pensión.

Seamos justos, tiene razón Tolosa Paz cuando habla de la aversión al turf de Vidal, pero no es menos cierto que las obras de lo que queda usable las hizo Melitón López, que peleándose con medio mundo desde Lotería de la Provincia mejoró la infraestructura, no solo del Bosque, sino de Tandil y Azul, e incluso llegó a reflotar algo en Dolores, todo turf bonaerense. Así lo que queda usable viene de entonces, porque en el año y medio de gestión, las mismas promesas de apoyo como candidato del gobernador Axel Kicillof, no se vieron. La pandemia jugó su parte, es cierto, pero el desamparo del turf es total.

Como ejemplo de desorganización, basta señalar que 72 horas antes de ese Clásico Curtida Nistel hubo “problemas de sistemas” en el Bosque, que no permitieron tomar anotaciones desde el viernes vía web, y recién este miércoles se cumplirá con los forfaits y compromisos de montas, lo que incluso demoró la habitual salida de la Palermo Blanca. Ese es el cuadro a un año y medio de gestión “Axelista”.

Asistieron el jefe de Gabinete Carlos Bianco, el ministro de Justicia provincial, Julio Alak (presentado por el locutor como ministro de Justicia de la Nación), la directora de Educación provincial Agustina Vila, la diputada nacional Cristina Alvarez Rodríguez, el titular de Loteria provincial Omar Galdurralde, su vice María Laura García, la ministra de la Mujer, Políticas de Género y Diversidad Sexual Estela Díaz; la presidenta de Aysa Malena Galmarini; la ministra de Trabajo provincial Mara Ruiz Malek; la ministra de Comunicación Jesica Rey; la subinterventora de la Administración de Puertos, Marcela Passo; la vocal directora de IOMA por UPCN Patricia Wilde y la secretaria adjunta de UPCN Fabiola Mosquera.

Bien, queda contar que La Murguita (Grand Reward) se quedó con ese Clásico Eva Duarte de Perón (1200 m, arena), le costó más de la cuenta dar cuenta de Turista (Valid Stripes) y Doña Angelica (Angiolo), sus escoltas a medio cuerpo y cabeza. Favorita abrumadora, la del Elsie parecía ganar con el peso de una tabulada superior, pero recién en lo saltos finales, y en impecable tarea de Andrea Marinhas, pudo con las dirigidas por Agustina Valdéz y Milagros Giuliano Campi. Devolvió $ 1,55 la alazana del Elsie, que dejó un crono de 1m12s28/100. Allí volvió a las riendas la mujer más ganadora del turf argentino, Lucrecia Carabajal, y aunque Beauty Romance (Roman Ruler) se cansó en los 300 y tiró la toalla para cruzar cuarta, el regreso de Lucre a los programas es una noticia para aplaudir. Pero aplausos del público de turf…