Con Ambar Rose en el Maqueda sumaron un nuevo triunfo juntos, conformando una dupla de las más efectivas de la temporada

LA PLATA.- Sin dudas que el binomio conformado por el entrenador Humberto Benesperi y el jockey Juan Cruz Villagra es uno de los más ganadores de estos tiempos, principalmente a través de los ejemplares que defienden los colores del Stud JCV.

La estadística marca que, en lo que va de 2024, lograron juntos 19 victorias, de las cuales 16 fueron con la chaquetilla azul y blanca que todavía reemplaza a Mamina, y 4 de ellas llegaron en el plano de los clásicos. 

Los números en lo particular también son fuertes para los dos, pues Benesperi lleva 22 discos en el Bosque este año y aparece segundo en la estadística detrás de Claudia Bellier -que presenta los ejemplares a cargo de Angel PIana-, mientras que Villagra acumula 19 primeros puestos y da pelea en un ranking que esta vez aparece muy luchado, tras la decisión de Francisco Leandro de no aceptar tantas montas allí.

Con Ambar Rose en el Clásico Joaquín V. Maqueda (G3), la prueba más importante al cabo de la jornada del martes en el Bosque, Benesperi y Villagra volvieron a sacarse una foto juntos y de las importantes, y tras la entrega de premios ofrecieron sus puntos de vista ante el micrófono de Daniel Sinegub para la televisión local.

Villagra contó: “La yegua es muy noble y siempre pone todo. lo que tiene No es muy difícil correrla, porque siempre viene de menor a mayor, y eso ayudó en una carrera que se hizo un poco movida ante el ritmo que planteó Rosas del Rosedal adelante. Cuando se paró un poquito, Ambar Rose puso todo lo que tenía que poner y terminó ganando una muy linda carrera”.

Por su parte, Benesperi, con una sonrisa de oreja a oreja en su rostro, expresó: “Ambar Rose es una yegua muy útil, con físico escaso, pero noble y corredora. Llegó bien a la media distancia después de correr las carreras más cortas y se viene afianzando; entre 1400 y la milla se defiende bárbaro a pesar de sus kilos. En su carrera anterior dio demasiada ventaja en el peso por las condiciones, y no corrió cómo esperábamos; pero ahora, a kilos iguales, todo fue distinto y las cosas salieron bien”.

Benesperi y Villagra siguen dando que hablar juntos, ya sea en el Bosque como en los hipódromos centrales, apoyados en una buena caballada y en la sabiduría de cada uno, ambos profesionales de amplia experiencia.