Con Brian Enrique en sus riendas, contuvo a los pesados Qué Ta Güeno y Héctor S para vencer en el Handicap Hunter’s Moon

Resultó un verdadero carrerón el Handicap Hunter’s Moon (1000 m), la prueba central del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo y que se corrió sobre pista pesada. Como tantas veces, Humor Sabatino (Sabayón, 59 kg.) hizo el esfuerzo de correr adelante, pero, esta vez, la gran diferencia fue que llegó a destino sano y salvo, dándose el gusto de ponerle un tinte jerárquico bien merecido a su campaña. 

Combinando su velocidad con garra, el zaino del Stud Los Tres Turquitos se afirmó de maravillas sobre la cancha pesada porteña para contener arriba por la cabeza al notable Qué Ta Güeno (Qué Vida Buena), que portando bravísimos 64 kilos estuvo a nada de volver a ser efectivo atropellando desde lejos.

A medio pescuezo, y también descontando arriba tras meterse antes en algunos roces, Héctor S (Lenovo, 60 1/2) completó una trifecta que tuvo a los 3 más pesados del lote poniéndole mucha emoción al cierre.

Por supuesto que los kilos tuvieron que ver en la mejor conquista de las 6 que lleva hasta ahora el pupilo de César Latof, tanto como que la ventaja que logró hacer de abajo fue fundamental para luego resistir. Eso, en conjunto con afirmarse en terreno resbaladizo, terminó de darle forma al combo perfecto.

Criado por el Haras La Pasión, la otra pata del gran logro para el zaino fue Brian Enrique, el jockey que difícilmente pierda un final de los duros y que va redondeando otra temporada en lo más alto.

El dato genético es que Humor Sabatino tiene por madre a Humorista (Roman Ruler), una hermana materna de los G1 Humor Acido (Emperor Richard) y Humorada Negra (Emperor Richard) y de la ganadora clásica Humorada Lírica (Sidney’s Candy).