En duelo de pesados, batió a Art Show en Palermo, decorando el triplete de Brian Enrique

Brian Enrique está “picante”, y casi no hay reunión en que no lo ratifique. Desde que volvió a correr tras el accidente que lo sacó de escena por algunas semanas en 2019 el jockey está intratable y en el viernes del Hipódromo Argentino de Palermo se lució con otro triplete.

El punto culminante para la seguidilla de Enrique llegó en la montura del generoso Huracán Estival (62 kg.) que, en duelo de pesados, batió con claridad al G1 Art Show (Endorsement, 64) en el Handicap Liloy (1000 m, arena), la carrera más importante de la fecha.

Le sobra corazón al hijo de Hurricane Cat y Emilita Halo (Halo Sunshine) que, siempre pegado a la verja, corrió cerquita, se arrimó al promediar el recorrido y dominó a falta de 200 metros para el disco para sacarle 1 1/2 cuerpo a su adversario, que descontó desde la zaga haciendo zig zag y con una montaña en su silla. Al pescuezo, El Animal (Emperor Richard, 58 1/2) fue tercero, todo tras  veloces 55s53/100 para una cancha suelta.

De la cría del Haras Melincué y preparado por Héctor Sueldo para la caballeriza El Porá, Huracán Estival casi que no pierde ocasión para sobresalir. La muestra más clara es su sensacional récord y en el que ostenta 10 triunfos sobre 28 salidas, con el detalle para nada menor de no haber quedado jamás fuera del marcador rentado.

Con 3.046.316 de pesos en premios acumulados, Huracán Estival abrió su 2020 brillando otra vez en la recta de Palermo. Claro, quizás nada hubiera sido posible sin la “complicidad” de Brian Enrique, que a su conocimiento amplio del zaino le suma una actualidad intratable, un premio merecido al esfuerzo que le pone a su pasión por ser jockey.